La reducción de los tipos de interés a su mínimo histórico por parte del Banco Central Europeo (BCE) a principios de este año 2016 no sólo ha repercutido notablemente sobre la rentabilidad ofertada por algunos productos de ahorro, tales como los depósitos bancarios y las cuentas remuneradas.

Asimismo, esta medida podría ser una de las razones por la que los bancos se han visto forzados a rebajar los incentivos que anteriormente empleaban para captar la  atención de los nuevos clientes y sus correspondientes nóminas, así como a modificar las condiciones de algunos de sus productos estrella.

Caixabank con los cambios más notorios

A finales del pasado mes de septiembre CaixaBank procedía a cancelar su programa de Puntos Estrella, con el cual los usuarios podían acceder a un extenso catálogo de productos y canjear los puntos que habían conseguido en función de su grado de vinculación con la entidad y la operativa que llevaban a cabo habitualmente.

No obstante, la retirada del programa de Puntos Estrella no ha sido la única medida llevada a cabo por este banco. Si volvemos la vista atrás a principios de 2016, CaixaBank permitía que aquellos clientes que domiciliaran la nómina pudieran elegir entre una televisión LED Samsung valorada en 189 euros, una tablet Samsung Galaxy cuyo importe era de 219 euros o un smartwatch Samsung de 399 euros. A día de hoy, la entidad bancaria catalana ha rebajado ligeramente el listón de sus regalos por domiciliar nómina y oferta un smartphone LG (109 euros), una cafetera Nesspreso (199 euros) y un smartwatch Sony (229,90 euros).

Durante el último trimestre de 2016, CaixaBank no ha sido la única entidad bancaria que ha modificado su oferta de captación de clientes. Otro ejemplo de ello lo encontramos en Banco Sabadell. Si bien es cierto que la Cuenta Expansión seguirá siendo una cuenta sin comisiones y mantendrá el resto de sus ventajas, la entidad dirigida por Josep Oliu tomó la decisión de rebajar el porcentaje de la devolución de recibos relativos a los gastos del hogar, del 3% al 1%.

Otro banco que llevará a cabo importantes cambios en las condiciones de sus productos es ING Direct. Recientemente, la entidad holandesa no sólo anunciaba que iba a retirar la bonificación del 2% de los recibos que los antiguos clientes aún disfrutaban, sino que también iba a disminuir la rentabilidad de la Cuenta Naranja del 0,20 % TAE actual al 0,10 % TAE. Ambas iniciativas no se harán efectivas  hasta el próximo 1 de enero de 2017.

La última entidad bancaria en sumarse a estas modificaciones en cuanto a las ofertas de captación de nuevos clientes, así como de fidelización de los ya usuarios ha sido Banco Santander. A partir del 12 de febrero de 2017, la institución financiera encabezada por Ana Botín duplicará las comisiones de la Cuenta 1|2|3. Si hasta el momento los titulares del producto “estrella” del Santander  pagaban únicamente 3 euros mensuales, el año que viene pasarán a abonar 6 euros al mes: los 3 euros que ya pagaban en concepto de mantenimiento de la cuenta y, además, otros 3 euros por la contratación obligatoria de una tarjeta de crédito asociada a esta cuenta nómina y con la que deberán de realizar como mínimo 1 movimiento al trimestre.

Por el momento, el resto de los principales bancos que conforman el sistema financiero de nuestro país, como sería el caso de BBVA, Bankinter, Popular y Bankia, no han llevado a cabo grandes cambios en cuanto a las condiciones de sus principales cuentas bancarias y todo apunta a que esta situación se mantendría así de estable durante al menos los próximos meses.

Año nuevo, objetivos nuevos

Desde el comparador de productos financieros y de economía del hogar HelpMyCash.com, señalan que posiblemente otro de los motivos por los que los principales bancos que operan en España, como es el caso de Caixabank, habrían bajado la guardia en cuanto a las ofertas de captación de nuevos clientes podría deberse a que las entidades bancarias ya han cumplido con los objetivos que se habían propuesto a principios de este año.

Por lo tanto, ya no necesitan competir tan ferozmente las unas con las otras para ver cuál de ellas se hace con un mayor número de usuarios y domiciliaciones de nóminas.