Pagar las compras a plazos o a fin de mes con tarjetas de crédito es uno de los métodos de financiación más utilizados por los consumidores españoles durante las Navidades. Sin embargo, utilizar un plástico para financiar las compras navideñas puede salir muy caro si no se usa con responsabilidad y no se emplea la tarjeta de crédito adecuada.

Por tanto, antes de contratar y usar una tarjeta es importante valorar qué oferta se ajusta más a nuestros hábitos de consumo y evitar aquellas tarjetas de crédito que incluyan costes adicionales.

5 claves para no endeudarse por una tarjeta de crédito

Son varios los aspectos que se deben tener en cuenta para sacarle el máximo provecho a una tarjeta de crédito: las posibles comisiones por el mantenimiento del “plástico”, los descuentos incluidos, los intereses por el pago aplazado… Sin embargo, como destacan desde el comparador HelpMyCash.com, estos son los más relevantes:

  1. Busca tarjetas de crédito sin cuotas anuales. Si no queremos pagar de más, deberemos evitar aquellas tarjetas que incluyan comisiones de emisión y de renovación. Algunas entidades ofrecen tarjetas de crédito sin cuotas de mantenimiento sólo durante el primer año, por lo que tendremos que leer bien la letra pequeña de todas las ofertas para asegurarnos de que nunca nos cobrarán estas comisiones.
  2. Paga a fin de mes. Si devolvemos el crédito usado durante el mes mediante un pago total, no tendremos que pagar ni un solo euro en intereses. En la mayoría de los casos, este pago debe realizarse a fin de mes o al inicio del mes siguiente, pero hay tarjetas que permiten realizar el pago total al cabo de dos o incluso tres meses.
  3. Si pagas a plazos, contrata una tarjeta con una TAE baja. Si preferimos fraccionar los pagos, debemos elegir una tarjeta de crédito con un interés bajo. Debemos ir con cuidado, pues hay entidades que destacan solamente el interés mensual y esconden un interés anual que puede ser de más del 20 % TAE.
  4. Nunca pagues la cuota mínima mensual. Devolver la deuda poco a poco nos puede parecer muy cómodo, pero también es muy peligroso. Si elegimos pagar cuotas mensuales con un importe muy bajo tardaremos muchos años en reembolsar el crédito usado y acabaremos pagando mucho dinero en intereses. A la larga, siempre sale más a cuenta amortizar la deuda pagando cuotas mensuales más elevadas.
  5. Aprovecha los descuentos y las devoluciones de compras. A la hora de elegir una tarjeta de crédito también tenemos que fijarnos en sus descuentos. Además, algunas tarjetas nos devolverán un porcentaje de las compras que realicemos, especialmente las tarjetas de crédito emitidas por grandes superficies (El Corte Inglés, Carrefour, etc).

Actualmente, uno de los mejores “plásticos” es la Tarjeta Oro de Wizink, que, además de ofrecer descuentos de más del 50 % en cientos de establecimientos y artículos, regala 25 euros tras la primera compra.

La importancia de los seguros gratuitos

Otro aspecto importante a tener en cuenta es el de los seguros gratuitos que incluyen estos productos, que nos pueden resultar muy útiles en ciertos momentos. Por ejemplo, si decidimos viajar estas Navidades, es aconsejable que llevemos en la cartera una tarjeta que incluya un seguro de asistencia en viajes como la Tarjeta Oro de Bankintercard, pues así quedaremos cubiertos en caso de accidentes o de pérdida de equipaje.