Cuba se mantiene en el punto de mira del sector turístico. Las compañías turísticas saben que desde que la isla caribeña abrió sus puertas, el éxito se ha asegurado de algún modo. Este es el caso de Norwegian y Royal Caribbean, que podrán realizar cruceros en la zona a partir de 2017.

Por tierra, aire y también mar. El sector turístico toma las armas para la conquista de Cuba. Hoteles, rutas de aerolíneas y ahora también cruceros comienzan a ser las primeras señales del nuevo foco de negocio de la industria.

Así lo ha permitido el Gobierno de Cuba al aprobar que Norwegian Cruise y Royal Caribbean puedan ofrecer servicios de crucero a sus clientes desde Estados unidos a la isla a partir del 2017.

Tal y como ha informado Norwegian, las tres marcas que pertenecen a la compañía, Oceania, Regent Seven y la que da nombre a ésta, han sido aprobadas con el permiso del Gobierno y podrán ofrecer estos servicios.

El primer crucero de la empresa zarpará desde Miami el 7 de marzo del año que viene a bordo de un barco bautizado con el nombre de Marina, de la línea de Oceania. Y contará con una capacidad para 1.250 personas.

Por otro lado, Royal Caribbean también ha querido anunciar que sus dos líenas, la principal y Azamara Club (más pequeña), han sido aprobadas para realizar sus cruceros. Aunque aún no se conoce fecha inicial por parte de la compañía ni posibles itinerarios, aseguran que sus “clientes han expresado su interés real en tener la oportunidad de experimentar Cuba , y esperamos llevarlos allí”, ha afirmado Richard D. Fain , presidente y CEO de la compañía.

Frank Del Río, presidente y fundador de Norwegian Cruise, también ha señalado que este mercado es “un sueño hecho realidad”.

<<Foto: Ramón Espinosa. AP>>