La televisión se ha instalado como un servicio más para los operadores de telefonía. Incluso, cada mes de septiembre se convierte en un estilete comercial debido al fútbol. Así, todos van consiguiendo ampliar su base de clientes de Tv y, si no lo consiguen, como le ha pasado a Movistar en el segundo trimestre de este año, al menos son capaces de generar más ingresos. Aunque no todos por igual.

Desde hace unos meses los tres principales operadores están retocando sus tarifas, al alza, porque saben que hay que generar más ingresos. Salvo las últimas promociones navideñas, donde han lanzado ofertas a mitad de precio, en general el sector ha vuelto subir los precios. Y eso puede estar salvando la cuenta de resultados de algunos.

En concreto, Movistar estaría generando más ingresos por los servicios de su televisión de pago pese a que, en los dos primeros trimestres del año había perdido un 0,2% de abonados en este servicio.

Pese a que los distintos operadores ya han sacado sus cifras del tercer trimestre de 2016, la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) solo tiene disponibles los dos primeros. Aunque al publicar los ingresos por los servicios de televisión, se puede hacer una mejor comparativa sobre lo que está sucediendo.

De este modo, Movistar habría cedido un 0,2% de clientes del primer al segundo trimestre, sumando un total de 3,7 millones de accesos de televisión. Mientras, Vodafone habría crecido un 7,8% en este periodo, alcanzado una cifra de 1,1 millones de accesos. Por último, Orange habría incrementado su cartera de clientes en un 4% hasta situarse en 385.000 accesos.

ingresos-television

Fuente | CNMC

En lo que respecta a los ingresos del segundo trimestre de este año, Movistar creció un 11% con respecto a los primeros tres meses, y situó la cifra en 614 millones de euros. En cuanto a Vodafone, creció un 3,4% para alcanzar los 44 millones. El operador naranja sumó un 2,8% más, y sus ingresos se quedaron en 12 millones de euros.

Lucha en la factura

La explicación sobre por qué perdiendo clientes se puede generar más ingresos la esbozaba Telefónica en su última cuenta de resultados del tercer trimestre publicada el pasado mes de octubre.

En primer lugar, el operador azul explica que en los últimos meses se han modificado las tarifas y que, además, hay un componente estacional relacionado con la contratación del fútbol, así como el final y el principio de la temporada. Por lo que existe un gran movimiento de usuarios.

Aunque lo más importante para Movistar es que ha conseguido que con menos clientes pagando por los servicios de televisión, los ingresos se hayan incrementado. El motivo se debe a la mayor cantidad de contenidos que ofrece lo cual le permite poder elevar la factura. Algo que, por el momento, sus dos rivales directos no están pudiendo llevar a cabo. Lo cual también marca un peligroso camino.

La pérdida de valor

La justificación que dio Telefónica en los resultados del tercer trimestre debería hacer pensar a los operadores el valor que otorgan a los contenidos de televisión. Y, sobre todo, a lo que han pagado por el fútbol. El hecho de que Orange y Vodafone consigan, proporcionalmente, meter más clientes que Movistar, pero que no se transforme en una mejora de ingresos, lleva a pensar a que las ofertas son buenas para los clientes, pero malas para los operadores.

La pregunta es, ¿hasta cuándo podrán soportar eso? Dentro de 6 meses vuelve a acabar el fútbol y, en otros 9 meses, empieza la nueva temporada. Volverá el movimiento de clientes si, de nuevo, los tres operadores sacan agresivas ofertas al mercado. Incluso, eso lo han trasladado ahora a las series, donde también están llevando a cabo importantes promociones en función del inicio de series como Juego de Tronos o Narcos.