Hasta ahora Vodafone siempre había presumido de tener la mejor red móvil. Los diferentes estudios de calidad indican que podía sacar pecho por ello. Pero ahora también puede estar de enhorabuena porque, cada vez con mayor solvencia, está consiguiendo ingresar más que su competencia directa en el segmento móvil.

Además, esta situación se da en un contexto de mercado convergente (móvil + fijo + Tv) donde los operadores invierten cada vez más. Hace tiempo que ven la parte móvil como una pequeña pata de negocio que termina siendo menos lucrativa que la fija. Pero al parecer no todos lo ven de la misma manera.

Según los últimos datos de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) referentes el segundo trimestre del año, Vodafone fue el operador que más ingresos obtuvo en telefonía móvil: 420 millones de euros. Mientras, Movistar, se quedó en unos ingresos de 375 millones, y por último Orange se fue hasta los 257 millones.

ingresos-operadores

Fuente | CNMC

Paradójicamente, Vodafone es el operador que menos clientes tiene en el segmento móvil. Lo que hace sospechar que, al contrario que sus rivales, y sobre todo Orange, la factura de sus usuarios es de mayor calidad (más elevada).

clientes-operadores

Fuente | CNMC

Una ‘pelea’ ficticia

En la última presentación de resultados, el consejero delegado de Vodafone España, Antonio Coimbra, dejó claro que no le preocupaba que Orange les hubiera pasado en ingresos totales en el tercer trimestre del año. Explicó en un encuentro con periodistas que esto no se trataba de ser la “oposición” de Telefónica, sino que consistía en dar el mejor servicio posible a los clientes.

Razón no le falta al CEO de Vodafone. Pero al final todo son percepciones. Orange ha conseguido superar en clientes al operador rojo hace tiempo. Faltaba la parte económica, ahora también lo ha conseguido. Ante esta situación, un posible cliente siempre se preguntará qué compañía es “más grande”. No valdrán ni estudios de redes, ni ingresos en cualquier segmento. El usuario se hará una visión global de la compañía. De ahí que el puesto pueda ser algo más que anecdótico.

Por lo tanto, Vodafone podrá seguir explotando que su pata móvil se encuentra repleta de salud y que ingresa más que nadie.