Tras un ‘ ‘Summit Shopping Tourims & Economy’ en el que se ha puesto de manifiesto la necesidad de una reinvención en el Turismo de compras, Samsung lanza su apuesta: el pago móvil. La compañía busca en la tecnología el factor para atraer a ese turista Premium que busca el país: el chino.

“No podríamos hablar de turismo de calidad sin hablar del impacto que tiene la tecnología en la economía, la sociedad y la competitividad de un país”, con estas palabras hacía alusión Celestino García, vicepresidente corporativo de Samsung España, al motivo de su presencia en un evento sobre turismo de compras.

Un turismo de compras que alberga su zona más crítica en el punto de venta. Por ello, cree en el pago móvil como una experiencia indispensable que ofrecer al turista extranjero. En abril de este 2016, la compañía lanzaba junto a Caixabanc su servicio de Samsung Pay en España. Este servicio, tal y como apuntaba Celestino García, proporciona un método de pago seguro, rápido y cómodo.

“La tecnología mejora el proceso de compra y el nivel de satisfacción del cliente traduciéndose en un aumento de valor de compra que se produce en el país” afirmaba.

La revolución del pago móvil

El pago móvil ha llegado para quedarse. El número de europeos que ya utilizan regularmente sus smartphones para pagar se ha triplicado desde el 2015. Pasando de un 18% de usuarios que utilizaban el servicio a un 54%. Tal y como muestra el informe ‘Pagos digitales 2016’ de Visa.

En España, el 72% de los encuestados para el estudio afirmaron ser usuarios de pagos por móvil . De hecho, uno de cada dos usuarios (el 48%) ya usan sus dispositivos para pagar las facturas del hogar y hasta un 54% realizan la compra de los billetes de transporte público utilizando este medio.

“Hemos visto una nueva era de pagos portátiles: smartwatches, pulseras y hasta la ropa. Es evidente que esta tendencia continuará acelerándose”, afirma Carmen Alonso, Directora General de Visa España.

La experiencia que ofrece un smartphone

El Smartphone se ha metido de lleno en la sociedad. Su uso se ha vuelto prácticamente imprescindible en la vida diaria. Y si es así de vital en una zona de confort, “imagínense para un turista”, apuntaba García.

Y es que durante su intervención, el vicepresidente de Samsung quiso dejar constancia de que hablar de tecnología no es solo hablar de dispositivos. También es hablar de “experiencias que provienen del dispositivo”.

Una experiencia que, como apuntaba, va desde recomendar al turista un restaurante hasta ayudarlo a encontrar un taxi o un hotel. Una experiencia que “no se termina si no se comparte”, haciendo alusión al papel que cada vez más juegan las redes sociales en torno a los viajes y los momentos vividos.

“Las nuevas tecnologías significan nuevas oportunidades. España debería considerar la tecnología como un aliado y potenciar su desarrollo para mejorar la experiencia del turista”, concluía Celestino García.

Como afirmaba Alonso en la presentación del estudio, “ha llegado el futuro de los pagos digitales”. Está por ver el rendimiento que puede sacarle el turismo.