Una vez pasada la fiebre del fútbol que tuvieron los operadores de telefonía, ahora vuelven a la normalidad. Toca reordenar precios y tarifas. Incluso, Orange ha reposicionado su marca para ofertas convergentes y, de paso, intenta generar una cartera con clientes de alto valor en las facturas.

La estrategia del operador naranja, de momento, tiene pocos “peros”. Recientemente ha conseguido un acuerdo con Netflix, tiene el deporte necesario para cubrir la demanda de sus usuarios de TV y sus filiales no paran de crecer. De hecho, Jazztel se mantiene como un filón, y ahora también ofrece agresivas ofertas de móvil.

A todo esto hay que añadir su estrategia como mayorista de redes, que cada vez está más consolidada. Incluyendo el acuerdo con MásMóvil que dejará un buen dinero en caja. Pero todo esto se debía completar con algo, y Orange cree haber encontrado la clave.

Pese a que sus ingresos por servicios de banda ancha fija superar a los de Vodafone, parece que no es suficiente para dar el golpe definitivo y posicionarse como gran operador alternativo a Telefónica.

tarifas-love-orange

Fuente | CNMC

Sobre todo porque los rojos le siguen ganando la partida en los ingresos móviles. ¿Y cuál es la solución para poner más distancia en los servicios de internet fijo? Una factura de 129,95 euros al mes con la velocidad de conexión más potente del mercado, y un paquete integral de fijo, móvil y televisión. Si consiguen eso, el margen de ingresos será mayor. Además, compensarán la cantidad de clientes que entran a través de sus low cost, Amena y Simyo, y tendrán un usuario medio que gasta más.

El ‘amor’ de Orange

Pese a que ambos operadores lo niegan, ser el rival de Telefónica es un objetivo. Sentirse como la competencia directa del gran incumbente, para ellos es un pequeño premio. Por eso, Orange y Vodafone pelean con diferentes ofertas y cambios de tarifas para atraer clientes. Pero, sobre todo, clientes que tengan una factura elevada.

En este contexto, los naranjas han aprovechado su nuevo posicionamiento de marca para lanzar su producto convergente más completo e innovador: Love Familia Total.

Con el lanzamiento de Love Familia Total, Orange busca revolucionar el mercado español al convertirse en el primer operador que ofrece una conexión de fibra óptica simétrica hasta el hogar de 500 Mbps, así como un SuperBono de datos móviles 4G+ de 24 GB para compartir entre las distintas líneas móviles del hogar.

Aunque lo esencial de esta oferta es el precio: 129,95€/mes. ¿Merece la pena? Love Familia Total incluye tres líneas móviles con llamadas ilimitadas y roaming (voz y datos) dentro de la Unión Europea (más Islandia, Liechtenstein y Noruega). Asimismo, y sin coste mensual adicional, cada línea de Love Familia Total podrá disfrutar del servicio MultiSIM, que permite aprovechar al máximo todas las opciones de conectividad del producto compartiendo las llamadas y el SuperBono de datos móviles hasta en cuatro dispositivos adicionales (tablets, smartwatches, segundos móviles y smartphones…).

Por otra parte, para aquellas familias que precisen un mayor número de líneas móviles, Love Familia Total da la posibilidad de contratar líneas adicionales con llamadas ilimitadas por solo 18,95 euros al mes. Todas ellas pueden disfrutar del SuperBono de 24 GB 4G+ incluido en el producto.

Y televisión. Con esta tarifa tendrán una amplia oferta contenidos de televisión de Orange en su totalidad: con el fútbol (1ª y 2ª división de Liga, Copa del Rey, Champions y Europa League) y una variada propuesta de contenidos de Orange TV Cine y Series, con los mejores canales temáticos, videoclub y más de 3.000 contenidos en TV a la carta. Además, los clientes de Love Familia Total pueden acceder ahora a una promoción exclusiva para disfrutar de forma gratuita durante tres meses del amplio catálogo de Netflix.

¿Lo conseguirán?

Todos los operadores saben que las portabilidades fijan son muchos más complicadas. Es decir, quienes ahora mismo tengan Vodafone One o Movistar Fusión, parece complicado que lo dejen. ¿La velocidad marcará tanto? ¿Compartir los datos será determinante?

Durante los próximos meses habrá una guerra de precios como hace años. Aunque Orange haya roto con eso en una oferta que se eleva a los 129 euros, más de 1.500 euros al año, a buen seguro que hará una versión lite para atacar los bolsillos con menor renta. También habrá que estar atentos a la competencia. Si imitan la tarifa por precios o por calidad.