El mundo se especializa. Los negocios buscan lo concreto. Las ideas abstractas se apagan en cigarros de gente bohemia. ¿Puede existir un comercio que se dedique solo a vender pantalones? Existe. Se llama Bluedip y simboliza un universo de colores, tallas y formas. Si el cliente no queda satisfecho, es que no busca pantalones.

Para llevar a cabo una idea así, se deben tener dos cosas: una pizca de locura; y, por otra parte, el ingenio suficiente para ser creíble. Por el momento, desde Bluedip parecen haber conjuntado ambas.

Los diseñadores de la marca, con Rocío Lerín a la cabeza, han decidido lanzar la firma con el objetivo de poner en el mercado, tanto para hombres como para mujeres, la posibilidad de elegir -casi como un juego- los pantalones. Escogiendo modelo, tejido y color. Y eligiendo de esta forma el modelo que más se adapte a su cuerpo y gustos.

Bluedip viene a cubrir el hueco de quienes tienen claro con qué tipo de pantalón se sentirían más cómodos, y además con la posibilidad de encontrarlo en diferentes colores.

Vestir al público general a la moda, con tejidos de alta calidad y de completa elaboración nacional, a un precio asequible, se convierte en el objetivo primordial de Bluedip, que aspira a colorear los armarios de toda España, desde su tienda de Madrid, y franquicias.

pantalones-bluedip

Colores, todo colores | Fuente: IG / b.l.u.e.d.i.p

Dónde está la diferencia

La marca española, que realiza todo el proceso de diseño y fabricación en nuestro país, crea pantalones pensando en distintas clases de público, tanto hombres como mujeres, ofreciendo un modelo adecuado para cada cuerpo con tallas que van desde la 34 en el caso de las mujeres hasta la 52; y desde la 36 hasta las 52 en el caso de los hombres.

Bluedip, que nació hace tres años en Madrid y que en breve contará con puntos de venta en las principales ciudades, presenta una gran oferta en la que la selección de prenda se convierte en un juego para el cliente que tiene que decidir primero modelo del pantalón, segundo el tejido y por último el color entre un total de más de 60 opciones.

La originalidad radica en renovar de forma continua los colores, de tal manera que sus colecciones se mantengan a la última moda, siempre bajo las tendencias del momento y a disposición del cliente; y a la vez da la opción de que cada persona tenga acceso a un modelo casi personalizado, de acuerdo a la combinación de color, textura y forma con la que más se identifique. Y pueda replicarla en varios tonos cuantas veces quiera.

Asimismo, cada temporada pone en el mercado colecciones cápsula, desde pantalones cortos, hasta pantalones elásticos con tejidos como la seda para el verano o el terciopelo para invierno.

El secreto de esta marca es apostar por una única prenda y buscar infinitas formas, pero siempre apoyándose en el confort que ofrece la utilización de tejidos de altas calidades, fabricados en España; cuidando los materiales y buscando el mejor algodón con el porcentaje perfecto de lycra, que garantiza que la calidad vaya de la mano de la comodidad en cada prenda.