Una puerta giratoria hacia el exterior. Eso es lo que ha abierto la compañía catalana de autopistas Abertis, que ha incorporado a su consejo de administración a dos exmiembros del Gobierno de Italia y de Puerto Rico, y vaya exmiembros.

A partir de ahora, en las reuniones del consejo de la multinacional van a participar el primer ministro de Italia entre 2013 y 2014, Enrico Letta, y el exgobernador de Puerto Rico, Luis Fortuño. El cargo de este último es homologable al de Letta dado que en Puerto Rico, al tratarse de un estado libre asociado a Estados Unidos, sólo quedaría por encima en la pirámide gubernamental el presidente de EEUU. Así que Abertis ha contratado de golpe a dos exjefes de Gobierno.

Los nuevos integrantes del consejo entran en sustitución de los representantes de OHL, que ha ido reduciendo su participación en la empresa catalana. Con estas incorporaciones, la empresa gana en perspectiva internacional pero también en influencia en geografías estratégicas para Abertis.

Fortuño fue gobernador de Puerto Rico entre 2009 y 2012, así que tuvo la oportunidad de despachar directamente con Barack Obama. Además, el exjefe de Gobierno de este país forma parte del Partido Republicano de EEUU, así que su influencia política está fuera de toda duda en Norteamérica, cuyas autopistas son unas de las más apetitosas para el sector concesional, pero también en Latinoamérica, una de las áreas con más proyección.

Por su parte, el doctor en Derecho Comunitario Enrico Letta fue primer ministro italiano durante un efímero mandato de menos de un año, después de que dimitiera en febrero de 2014. Su nombramiento también tiene sentido para Abertis, que este año compró dos autopistas de peaje en el país transalpino por 594 millones de euros.

Abertis ha explicado en un comunicado que estos cambios en la composición de su consejo se enmarcan en su asimilación de los principios internacionales de buen gobierno corporativo. La compañía ha reducido de 21 a 15 miembros su consejo, donde más de la mitad de sus componentes son independientes. Además, el organismo ha pasado de contar con 1 a 6 mujeres.

“El creciente incremento del peso de los independientes en el Consejo de Abertis responde a la voluntad de la compañía de incorporar a expertos de reconocida valía y de diversos perfiles profesionales“, ha concluido la empresa.