El turismo de compras necesita un empujón en España. El país sigue presumiendo de cifras record en cuanto a visitantes, pero se encuentra con un gasto medio por turista que mengua con los años. En esta línea, el Gobierno ha propuesto una colaboración público-privada para fomentar el gasto y generar riqueza.

Durante el acto inaugural de la segunda edición del ‘Summit Shopping Tourims & Economy’, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha aprovechado para señalar la necesidad de reforzar la imagen de España como uno de los destinos clave para el turismo de compras. Así, se ha referido a éste como ejemplo de “sector tradicional que puede y debe transformarse” para sacarle todo el potencial.

En el transcurso de su intervención, la vicepresidenta ha recordado que España se encuentra en la tercera posición en la lista de países con mayor ingreso turístico. Pero “de momento”, ha señalado, el país se encuentra en séptima posición en cuanto a turismo de compras.

Tenemos que reforzar la colaboración público privada“, ha insistido. También ha aprovechado para recordar que el turismo en España es “un modelo de competitividad”, y un sector que ha ayudado al país a salir de la crisis. Donde “el crecimiento económico se transforma en empleo”, señalando que tanto turismo como comercio representan el 16% del PIB y el 23% del empleo.

La vicepresidenta ha apuntado la posibilidad de abrirse más a otros mercados, como el chino, que cuenta con 120 millones de turistas al año. Estos suponen una “mina” que España debe saber aprovechar, y donde el Gobierno ya trabaja con la devolución “telemática” del IVA para estos turistas.

compras-de-turistasgasto-medio-turistas

En este sentido, Juan Antonio Samaranch ha señlalado que aunque España sigue creciendo en cuanto a la recepción de turistas, durante los últimos quince años, el gasto por turista ha experimentado un descenso. También ha hecho hincapié en que el mayor gasto turístico procede de viajeros no comunitarios que representan un leve 12% de los que llegan a España.

Estos turistas extracomunitarios “se gastan en un día lo mismo que un europeo en una semana”, señalaba. Por lo que ha animado a elevar esa cifra al 24%, lo que supondrían 9.000 millones en ingresos para el país.

Aunque también ha puntualizado que aun así esos turistas gastan menos en España que en el resto de Europa. “Los ciudadanos chinos gastan en tarjeta de crédito en París 1.500 euros, en Milán 800 millones, en Londres 600 y en Madrid 157 millones”, ha puntualizado.

Por último, también ha recordado la necesaria colaboración público privada para crecer en un turismo donde España tendrá que hacer frente a una competencia “durísima”.

“Es una actividad altamente transversal y porosa, pues la generación de riqueza de este tipo de turismo es tan permeable, que llega a toda la sociedad muy rápidamente. Debemos concentrarnos en él”, ha concluido.