La sociedad de inversión inmobiliaria -socimi- Merlin ya ha comenzado a desinvertir, a vender activos que había asumido tras la integración de Metrovacesa. El primero en salir de su perímetro ha sido un local comercial de 8.359 metros cuadrados de superficie bruta arrendable, alquilado a la cadena Conforama y ubicado en la Avenue Grande Armée de París.

El inversor que ha comprado este activo ha sido Deka Immobilien, por un total de 58,5 millones de euros. Merlin ha explicado en un comunicado que los ingresos por esta operación se van a destinar a reducir su apalancamiento y a la inversión en su negocio “core”.

Asimismo, ha indicado que se ha deshecho del local comercial porque no lo consideraba un activo estratégico, después de que la empresa haya redirigido su rumbo tras asumir el negocio de Metrovacesa.

Con esta venta, Merlin se va a embolsar una plusvalía del 2,6% frente a la última valoración del local comercial, realizada el pasado 30 de junio.

Foto: Flickr – Anyul Rivas