Talgo ha gando el contrato de Renfe para la fabricación y mantenimiento de hasta 30 trenes de alta velocidad, valorado en 2.642 millones de euros, ha anunciado el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, después de que el consejo de administración de la operadora ferroviaria aprobara la adjudicación.

Los fabricantes que pujaban por el denominado “contrato del siglo” -el mayor de la historia de Renfe- han sido los españoles CAF y Talgo, el francés Alstom y el alemán Siemens, mientras que el quinto aspirante, el canadiense Bombardier, quedó descalificado en la fase de la evaluación de las ofertas técnicas.

El ministro ha destacado que la oferta de Talgo, con un coste total de 786 millones de euros entre suministro (337,1 millones) y mantenimiento (448,9 millones), supone una rebaja del 28,3% respecto al precio máximo de 1.096 millones que estaba dispuesto a pagar Renfe por los 15 primeros trenes y su mantenimiento durante 30 años,

El coste de fabricación por tren es de 22,5 millones de euros y el de mantenimiento por kilómetro de 2,49 euros.