El Grupo MásMóvil va, poco a poco, moviendo ficha para competir con los grandes operadores de red. Nadie dijo que fuera fácil. Incluso siendo el único cuarto operador, y sin rival a la vista para ser el outsider del sector, los amarillos han entrado en su fase de “ensayo y error”. Uno de los primeros movimientos ha sido presentar una oferta convergente con Pepephone.

Sencillo, sin estridencias. Y tampoco apto para todos los públicos. El macarra de lunares ha lanzado una oferta convergente respetando el target de clientes que ha tenido hasta ahora. Sin televisión, sin fibra, pero a un precio barato ofreciendo una calidad aceptable.

En primer lugar, conexión ADSL hasta 20 Mb/s y móvil con 1 GB de datos más llamadas a 0 cts/mins por 25,9 euros al mes. Junto a esta, ha lanzado una tarifa similar en la conexión de ADSL, pero con 2 GB para el móvil, por 29,9 euros.

Sin trampa ni cartón. Una oferta simple, para gente joven, sin la necesidad de televisión, con 20 Mb/s y móvil… más o menos pagando entre 30 y 40 euros, porque a las llamadas de móvil hay que añadir el establecimiento de llamada, y poco más.

Para hacer el anuncio, Pepephone ha escrito en su blog comentando la jugada, como siempre ha hecho hasta ahora. Es decir, pretenden mantener la filosofía que han tenido hasta el momento en que Pedro Serrahima abandonó la compañía. Cuestión que, por otra parte, al cliente le da lo mismo. Lo que quiere el usuario son tarifas bajas, calidad y un buen trato cuando hay problemas. Ese es el reto que tiene por delante MásMóvil para que la marca de Pepephone siga siendo un activo.

Un mensaje para la competencia

Con este pequeño movimiento, MásMóvil deja claro que está rearmando filas. Que seguirán las novedades los próximos meses y que nadie puede bajar los brazos.

De hecho, Orange ha entrado de inmediato al trapo. Lo ha hecho con su marca Jazztel. Unas ofertas como hacía mucho que no se veían. Promociones convergentes que incluyen móvil, y grandes planes de marketing.

Lo mismo ha hecho Vodafone, estos a través de su propia marca. Aprovechando el tirón comercial del Black Friday, han tirado sus tarifas a mitad de precio hasta el próximo verano. Aunque al contrario que Orange con Jazztel, aquí no se dirigen al mismo público. Y esta es la guerra que debe jugar bien MásMóvil.

Ahora mismo Pepephone tiene reconocimiento entre un público fiel, joven y sin mucha fidelidad, por lo que debe cuidarlo bien. Sobre todo porque hay un gran número de potenciales clientes que no necesitan (ni quieren) televisión o velocidades superiores a los 50 Mb/s y, por lo tanto, buscan un buen precio.

Esto es solo el principio. Poco a poco se irán conociendo los pasos que da MásMóvil. Si al menos consigue apretar los precios de la competencia, ya habrá servido de algo.