La senadora y ex alcaldesa de Valencia Rita Barberá ha fallecido tras sufrir un infarto en el Hotel Villareal de Madrid a los 68 años de edad. Los facultativos del Summa han confirmado la noticia.

Fuentes de Emergencias Comunidad de Madrid han indicado a Efe que el 112 ha recibido una llamada del hotel a las 7:00 horas.

Hasta el lugar se han desplazado los facultativos que han atendido a Barberá en parada cardiorrespiratoria, y a la que durante más de treinta minutos practicaron maniobras de reanimación, si bien finalmente solo pudieron confirmar el fallecimiento.

Dos vehículos del Summa permanecen en las inmediaciones del hotel, donde acaba de llegar hace unos minutos el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido.

Consternación en el Congreso por la muerte de Rita Barberá

Los diputados que acuden esta mañana al Congreso para asistir a la primera sesión de control al Gobierno en la Cámara baja están expresando su consternación por la repentina muerte de la exalcaldesa de Valencia y senadora del PP, Rita Barberá, esta mañana de un infarto.

El expresidente del Congreso, Jesús Posada, ha lamentado su muerte y ha señalado la “cacería totalmente injustificada” de la que estaba siendo objeto por el caso Taula de supuesta financiación ilegal del PP.

Por su parte, la ministra de Sanidad y Asuntos Sociales, Dolors Montserrat, visiblemente afectada, ha dicho que le causa gran tristeza y que es una pena.

“No se lo merecía”, ha acertado a decir la veterana diputada del PP Celia Villalobos. El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, ha dado el pésame a su familia y a sus compañeros de partido.

El coordinador federal de IU, Alberto Garzón, ha expresado también sus condolencias. “Con independencia de los actos que cometió, hay que respetar a las personas aunque no se compartan las ideas”, ha dicho.

Al comienzo de la primera sesión de control al Gobierno en el Congreso de la legislatura, que ha comenzado con quince minutos de retraso, la presidenta de la Cámara baja, Ana Pastor, ha trasladado su “más sentido pésame” a su familia y allegados.

El pleno del Senado ha celebrado un minuto de silencio por la muerte de Rita Barberá. Todos los grupos han participado, aunque los senadores de Podemos han debatido previamente esta cuestión ya que había dos posiciones enfrentadas.

Finalmente se han impuesto los partidarios de sumarse al minuto de silencio frente a quienes rechazaban hacerlo -como han hecho sus compañeros en el Congreso- y entre quienes apostaban por no participar estaba el portavoz, Ramón Espinar.

Mariano Rajoy, “enormemente apenado”

El presidente del Gobierno y del PP, Mariano Rajoy, ha lamentado hoy visiblemente emocionado el repentino fallecimiento de la senadora y ha trasmitido a su familia el pesar de la dirección del partido. “Estoy enormemente apenado”, ha confesado.

Rajoy, en declaraciones a los periodistas en el Congreso, y casi conteniendo las lágrimas ha señalado que todos los miembros del PP están hoy “enormemente afectados” por la muerte de Barberá, de quien ha recordado que dedicó toda su vida al Partido Popular y a Valencia, donde fue alcaldesa durante 24 años -varias veces con mayoría absoluta-.

El presidente del Gobierno y del PP ha destacado también que hace unos días tuvo la oportunidad de hablar con Barberá, cuando tuvo que declarar ante el Tribunal Supremo por el caso Imelsa.

Tras destacar que son momentos duros para el PP, Rajoy ha confesado a los medios de comunicación que está “enormemente apenado” por el fallecimiento de quien ha sido su compañera de partido durante tantos años.

El jefe del Ejecutivo ha rememorado brevemente que conoció a Barberá en la década de los 80, y que en 1991 fue cuando su candidatura concurrió a la alcaldía de Valencia.

“Se hace muy duro”, ha dicho Rajoy, consternado y entristecido ante los periodistas.