Nuevo capítulo entre Coca-Cola y los empleados de su planta de Fuenlabrada (Madrid). Más de 200 personas han participado este martes en una manifestación convocada por el sindicato Comisiones Obreras contra la empresa embotelladora Coca-Cola European Partners (CCEP) por modificar las funciones de los trabajadores de dicha planta.

La protesta, iniciada frente al edificio de la Audiencia Nacional en la calle Goya de Madrid, ha llevado a la policía a cortar dos carriles al tráfico rodado para permitir el paso de los manifestantes hasta su llegada al Tribunal Supremo, donde ha concluido la marcha.

Los trabajadores denuncian desde hace meses que la compañía incumple las condiciones exigidas por la Justicia desde que fueran readmitidos en el centro de Fuenlabrada, después de que el Supremo declarara nulo el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) aprobado por la embotelladora Coca-Cola Iberian Parnters, ahora integrada en CCEP.

No obstante, el pasado marzo el Tribunal Supremo suscribió el fallo de la Audiencia Nacional y confirmó la validez de las medidas de flexibilidad interna ofrecidas por la embotelladora.

Tema Relacionado: Coca Cola dilata la ‘vuelta a la normalidad’ de su fábrica en Fuenlabrada

El sindicato presentó posteriormente un recurso de casación ante el Supremo por entender que la embotelladora vulneró derechos fundamentales de los trabajadores de su planta de Fuenlabrada a la hora de cumplir la sentencia, y está a la espera de conocer su resultado.

Las diferencias entre la empresa y el sindicato sobre el cálculo de los intereses correspondientes a los salarios de tramitación están todavía ante los tribunales, cuestión que está siendo analizada por un perito del Colegio de Economistas.

“La sentencia lo que decía era que los trabajadores debían reincorporarse a su puesto de trabajo efectivo. Hoy los trabajadores están en el centro de Fuenlabrada, pero no tienen carga efectiva de trabajo, están perdiendo el tiempo”, ha asegurado en declaraciones a Efe la secretaria general de Industria de Comisiones Obreras (CCOO) en Madrid, Mercedes González.