A pesar de la incertidumbre que genera hablar de negocios con Reino Unido tras su decisión de salir de la Unión Europea, hay quien no tiene miedo. Este es el caso de Facebook. La red social sigue queriendo crecer y eso la empuja a no asustarse fácilmente. Por ello, el gigante estadounidense anuncia la creación de 500 nuevos puestos de trabajo en el país con la apertura de su nueva sede en Londres en 2017.

A la red social de Marck Zuckerberg no hay quien la pare. Al menos de momento. Los planes de Facebook pasan por reforzar su presencia en el Reino Unido. El próximo año inaugurará una nueva sede en la capital británica elevando el número de sus empleados en la zona a la cifra de 1.500. Suponiendo una contratación de 500 nuevos trabajadores.

La responsable de Facebook en Europa, Nicola Mendelsohn, ha informado a Efe de que la mayoría de los empleos que se generarán, corresponderán a puestos de ingeniería altamente cualificados. “Vinimos a Londres en 2007 con poca gente; para finales del año próximo habremos abierto una nueva sede y planeamos emplear a 1.500 personas” añade a los medios británicos.

A pesar del miedo de algunos inversores por el desconocimiento de las reacciones en los mercados cuando se produzca la salida del país de la Unión Europea, parece que a Facebook ni siquiera le ha hecho pensárselo. ”El Reino Unido es aún uno de los mejores lugares para una compañía tecnológica y es una parte importante de la historia de Facebook”, ha declarado Mendelsohn.

Esta nueva oficina está siendo construida en el centro de la capital británica, según una portavoz de esta red social. El alcalde de Londres, Sadiq Khan, tras conocer los planes de la compañía, ha afirmado que la decisión es una “prueba más” de la fortaleza de esta capital como centro tecnológico.

“La tecnología vibrante de la capital es la envidia de Europa y el continuo compromiso de Facebook es otra señal de que Londres está abierta al talento, la innovación y el emprendimiento de todos los cuatro rincones del mundo”, añadió el alcalde.