Esta semana hemos conocido los hoteles españoles que han sido galardonados en los ‘Trivago Awards’ como los mejores hoteles para alojarse en 2017. La selección de los ganadores se hace teniendo en cuenta las opiniones de los usuarios del famoso buscador online, recogidas en ‘Trivago Rating Index’, un índice que recopila las valoraciones de webs de todo el mundo.

En palabras de Johannes Thomas, director general de Trivago: “Recopilamos y analizamos más de 175 millones de opiniones de huéspedes en webs de reservas de todo el mundo, lo que nos permite conocer al detalle lo mejor de cada hotel”. El objetivo de estos premios es reconocer la labor de los hoteleros que son capaces de ofrecer una experiencia excepcional a sus clientes.

El objetivo de los ‘Trivago Awards’ es resaltar la importancia de la transparencia en el sector hotelero online. El sistema de críticas de este buscador se basa en ello, permitiendo a numerosos viajeros encontrar los hoteles que más se acomodan a sus necesidades y presupuestos a través de las críticas, positivas y negativas, de otros viajeros. Además, anima a los hoteleros españoles a tener mayor conciencia sobre su presencia online, para darle mayor visibilidad al perfil de su hotel, ser más competitivos y atraer reservas directas.

En la categoría al mejor alojamiento según su relación calidad-precio, el ganador ha sido el Hostel One Paralelo de Barcelona, por sus niveles de calidad y sus competitivos precios.

El premiado como mejor hotel de 5 estrellas es el Vincci Selección Aleysa Boutique & Spa, en Benalmádena, Málaga, hotel que repite premio (el pasado año ya fue considerado el mejor hotel en esta categoría). Su directora Sara González, ha afirmado: “Sentimos una absoluta satisfacción ya que implica otro gran reconocimiento a nuestro proyecto de absoluta calidad en el servicio y a la gran labor que realiza el equipo día tras día. Los usuarios destacan su servicio personalizado, sus habitaciones y suites y el spa. También ofrece un club infantil para las familias que se alojen con niños, un car lounge y bicicletas de cortesía para visitar la zona.

En la categoría a mejor hotel de 4 estrellas, el flamante ganador ha sido la Casa del Poeta, situado en Sevilla, del que destaca su arquitectura del siglo XVII con un patio central con una fuente que crea el entorno perfecto para que los huéspedes se relajen. Además, sus huéspedes pueden disfrutar conciertos de guitarra clásica a diario y disfrutar, desde su terraza, las vistas de La Giralda, la Catedral y la cúpula de Santa Cruz.

El mejor hotel de 3 estrellas se encuentra en Logroño y se llama Calle Mayor. Se trata de un antiguo palacete del siglo XVI reconvertido en hotel situado en el centro histórico de la ciudad. Es un pequeño hotel con tan solo 12 habitaciones que ofrece a sus clientes un servicio personalizado en un entorno histórico, pero con comodidades del siglo XXI.

También hay una categoría destinada a premiar alojamientos alternativos, siendo en este caso el ganador, de nuevo, el Hostel One Paralelo, que cuenta con barbacoa, luminosas habitaciones, una decoración agradable, está situado a pocos minutos de la playa… y tiene WiFi gratis.

La importancia de estos premios va más allá del mero galardón nominativo. Para su concesión se han utilizado las opiniones de los huéspedes. De 175 millones de opiniones subjetivas, se ha conseguido un veredicto objetivo según el cual estos hoteles son los mejores en sus respectivas categorías. Puede haber establecimientos que ofrezcan más servicios o estén mejor situados… incluso que tengan mejor precio, pero los establecimientos premiados han ofrecido algo más al cliente y con total seguridad, eso les va a llevar más huéspedes a sus establecimientos.

Webs como Trivago o Amazon, han convertido al cliente, al comprador, en prescriptor a gran escala. Lo que antes le decíamos a cuatro amigos, ahora pueden leerlo cientos de personas. Y ésta es un arma muy peligrosa para los establecimientos turísticos a la vez que muy beneficiosa y útil para el consumidor. También es cierto que los españoles solo hemos comenzado a utilizar ese poder. Estamos a años luz de países en los que el servicio se cuida al detalle porque saben a ciencia cierta que el cliente va a dejar una crítica y quieren que ésta sea positiva.

No hay que ser un genio para saber que no solo los establecimientos hoteleros, sino cualquier tipo de empresa turística, debe vigilar su reputación online. Una review negativa puede perderse en un mar de críticas positivas, pero cuando tu hotel, restaurante, etc. acumula numerosas quejas online, tal vez sea el momento de empezar a plantearse que algo se está haciendo mal. El viajero moderno busca en internet antes de comprar, no es aconsejable dejar crecer este tipo de reputación bajo la consigna de “esto no lo lee nadie”. Lo leemos todos los que queremos contratar el servicio que se ofrece y un voto negativo puede que no nos disuada de comprar, varios sí lo harán.

Foto | Casa del Poeta/Sevilla