El turismo, en su conjunto, sigue dividido. Por un lado, los hoteleros reclaman mayor control a las plataformas de alquiler vacacional. Por otro, los usuarios cada vez consumen más plataformas como Airbnb, donde el alojamiento más barato. Arbitrando la contienda, un regulador que debe preocuparse por todos.

En este contexto, el presidente de la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (Cehat), Juan Molas, ha exigido esta semana una regulación para los alojamientos privados de uso turístico que se promocionan a través de plataformas de internet por constituir “la máxima preocupación del sector”.

En declaraciones a la prensa antes de participar en la inauguración del ‘Congreso de Hoteleros Españoles’ que reúne esta semana a medio millar de profesionales, Molas ha considerado que los alojamientos privados de uso turístico, con Airbnb como principal exponente, son “una economía sumergida”.

En este sentido, se ha referido a “la lacra” que suponen “miles de viviendas descontroladas”, de las que ha dicho que están ocasionando “un grave perjuicio” y no sólo de “competencia desleal, sino también de imagen, de marca, de producto y de destino, y que hacen bajar el ratio de precios medios del sector”.

De ahí, que haya hecho un llamamiento al nuevo Gobierno para que coordine con las comunidades autónomas y las administraciones locales para que “sean capaces de elaborar de una vez por todas una normativa, lo más homogénea posible, para acabar con este problema”.

Ha tildado de “muy laxa” la legislación que ahora existe en varias comunidades en el sentido de que se hicieron “precipitadas” y sin pensarse en el daño que puedan hacer ese tipo de alojamientos, porque en “algunos casos, con un número de registro y cumpliendo cuatro normativas, cualquiera puede alquilar y entrar en un circuito turístico que no es el que corresponde”.

Ha reconocido que hay que adaptarse a las nuevas tecnologías, pero “no por ello ser permisivos, sino pensar en una legislación adecuada”, ha apostillado en alusión a las plataformas que ofertan alojamientos privados.