La entidad presidida por José Ignacio Goirigolzarri quiere soltar lastre en su cartera inmobiliaria. Bankia ha lanzado una ambiciosa campaña de descuentos para dinamizar las ventas, ahora que el mercado está más receptivo y la demanda no para de subir.

Las rebajas se han adelantado este año. Bankia ha puesto a la venta más de 5.300 viviendas y 900 plazas de garaje a la venta con descuentos de hasta el 40%, lo que supone casi la mitad de sus 12.100 viviendas comercializadas en internet, a través de Haya.es. La promoción, “Precios Boom!”, estará disponible hasta final de año.

La mayoría de los inmuebles, 1.800, están ubicados en la Comunidad Valenciana, autonomía en la que también concentra gran parte de su oferta la Sareb, el ‘banco malo’. La región levantina es el paradigma de los estragos del pinchazo de la burbuja inmobiliaria, como años atrás fue el portaestandarte de la especulación del ladrillo. De hecho, todas las 5.300 casas rebajadas por Bankia son de segunda mano, un indicador de que provienen de ejecuciones hipotecarias.

La mayoría de las viviendas en promoción de la comunidad, ha precisado Bankia, están ubicadas en las provincias de Valencia y Alicante, con 980 y 490 unidades rebajadas, respectivamente. El banco ha destacado un piso en Alzira, que ha pasado de 119.887 euros a 88.400 euros, y otro en Montserrat, que ha sido rebajado de 90.351 euros a 70.000 euros.

Además de en la Comunidad Valenciana también hay un elevado número de viviendas rebajadas en Cataluña (1.100), Castilla–La Mancha (560), Murcia (340), Andalucía (320), y Canarias (300).

En esta promoción se incluyen viviendas urbanas pero también segundas residencias en la costa. Están repartidas por toda España, tanto en grandes capitales como en ciudades dormitorio y en pequeñas poblaciones.

Con “Precios Boom!”, Bankia quiere darle un empujón a sus ventas de activos inmobiliarios. Muchos de ellos los asumió tras integrar a Bancaja, la caja valenciana que tenía en su balance numerosos activos tóxicos, pisos sobrevalorados y promociones inmobiliarias inconclusas.

Soltando lastre

Fuentes de la entidad han precisado a SABEMOS que las 12.100 viviendas que se comercializan en internet no son el total de su cartera inmobiliaria, dado que el número oscila constantemente con entradas y salidas. Además, han añadido, otros activos no llegan a la web porque forman parte de paquetes que están a la venta por otro lado.

Bankia no para de colocar activos inmobiliarios. El año pasado cerró la venta de 9.190 unidades, según su informe anual, por las que ingresó 643 millones de euros. La entidad se marcó como prioridad para 2016 continuar con la desinversión en bienes inmuebles y priorizar la venta en lugar del alquiler.

Pero la hiperactividad de la entidad en el mercado inmobiliario no acaba con la última campaña de rebajas: todavía tiene mucho más que vender.

En sus últimos resultados trimestrales, la compañía reconoce que tiene unos activos inmobiliarios adjudicados con un valor bruto de 3.543 millones de euros pero con un valor neto contable de 2.484 millones. Estos niveles suponen un gran avance frente a hace un año, cuando contaba con 4.051 millones brutos y 2.802 millones ajustados, por lo que el deterioro de su cartera inmobiliaria se ha reducido de 1.249 millones a 1.059 millones. Aún queda tela que cortar.