La televisión es cultura. Engancharse a la serie de moda o conocer las últimas películas que se van moviendo por el sector concentran una nueva ola de consumo entre los usuarios. Las plataformas de pago como Yomvi, Netflix o WakiTV ganan adeptos ante una industria que no sabe si se enfrenta a enemigos o aliados. Pero hay un claro ganador en esta carrera. A pesar de su sonada llegada a España, Netflix se queda a rebufo de Yomvi, el servicio online de televisión a la carta de Movistar Plus.

Se hizo esperar. Pero al fin llegó. Hace algo más de un año, Netflix daba el salto a España y con ella, se dispararon las alarmas. Unos, veían oportunidades de negocio. Otros, una gran competencia. Y es que la plataforma llegaba al país con un enemigo claro a batir, la cada vez más atractiva carta de contenidos de Yomvi, la plataforma de pago de Movistar Plus.

Pero lo cierto es que a pesar de la acogida que el usuario español dio a la plataforma, no se alcanzaron los objetivos esperados. Como ya contamos en SABEMOS, Netflix creció menos de lo previsto en los resultados del pasado verano y las primeras impresiones sobre una posible amenaza se esfumaron.

Pero el problema vino cuando una vez asentada en territorio español, siguió sin alcanzar a la que es su gran rival, Yomvi. Según los datos publicados en un reciente estudio de la Comisión Nacional de Mercados y Competencia (CNMC), Yomvi se queda con el 7,8% de los hogares con internet. Así, Netflix queda por detrás con un 1,8% de hogares con conexión. Tras ellas, despunta una tímida WakiTV que se colaría en el 1,1% de las casas.

unnamed-2

De este modo, Netflix toma las medidas oportunas. Y es que la plataforma en streaming tenía un acuerdo de precios con Vodafone para competir con su rival en el sector de los operadores, Movistar. Pero tras ese más que acercamiento de su pareja de baile con HBO, Netflix ha decidido emprender una nueva relación con Orange.

Tema Relacionado: Netflix sustituye a Vodafone por Orange como socio preferente en España

El ‘boom’ de las plataformas

Entretenimiento y ocio. Esos son los motivos de peso para ver la televisión que mueven a nueve de cada diez espectadores, dejando por detrás la información con seis de cada diez interesados Y si a eso le sumamos un aumento de acceso a internet a través de la televisión cada vez más notable (de un 7,6% en 2015 a un 10,2% en el 2016), aparecen las nuevas modalidades de consumo audiovisual online.

Y es que no ha sido siempre Yomvi, Netflix o Waki, antes del boom de estas plataformas, ya existían otras a las que se podía acceder simplemente disponiendo de una conexión a internet. Así, estas ya permitían la visualización de televisión en directo y de contenidos a la carta las veces que uno quisiera. De hecho, alrededor de un 20% de los usuarios afirman ver a través de internet programas de televisión ya emitidos. Las que más destacan por su uso son AtresPlayer, que alcanza un 45%, Rtve.es con un 37% y Mitele con el 35%.

unnamed-1

Pero ni Tablet ni Smartphone. Si hay una pantalla en la que disfrutar como merecen los contenidos audiovisuales de estas plataformas es la televisión. Los usuarios pasan hasta tres horas diarias frente a ella durante los días laborales y llegan a pasar cuatro horas los fines de semana o festivos. Unas cifras bastante similares a las de hace un año. Lo que significa que al menos la Tablet no despunta en este sentido. Sin embargo, Los jóvenes de entre 16 y 24 años están haciendo wue el móvil se convierta en la segunda pantalla (de momento), ya que pasan casi tantas horas delante de este dispositivo como delante de la televisión. Ya veremos si esto también influye en una nueva revolución de contenidos.