No hay marcha atrás. Los operadores de telefonía son, también, nuevos actores en el ámbito de la televisión. Cada vez más. Aunque para ello necesitan que la conexión a internet sea mejor. Casi perfecta. Eso solo se consigue con la fibra. De ahí que cada paso o cada movimiento del regulador influya a las tres grandes compañías. Aunque son Vodafone y Orange las que han recibido una gran noticia en los últimos días.

No solo ellos dos. También MásMóvil y las decenas de operadores locales que hacen negocio con la fibra. En concreto, lo que ha sucedido es que la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha aprobado la revisión de la oferta mayorista de registros y conductos de Telefónica, (Oferta MARCo).

La oferta MARCo (aprobada en 2009) regula el acceso a las infraestructuras de obra civil de Telefónica. Es decir, a los conductos, postes, arquetas y cámaras de registro, que son imprescindibles para el despliegue sus redes de fibra por parte de los competidores de Telefónica.

En nuestro país, el operador azul utiliza un amplio número de infraestructuras de obra civil heredadas tras años de monopolio a las que, como operador con poder significativo de mercado, está obligado a facilitar el acceso a los operadores alternativos que quieran desplegar fibra.

Desde su aprobación en el año 2009, más de 200 operadores han formalizado contratos con Telefónica y se ha alcanzado la cifra de 20.000 km de subconductos alquilados. Y el resultado final de todo este complejo sistema sería el siguiente.

fibra-telefonica

Fuente | CNMC

Para más aspectos técnicos, consultar el siguiente enlace.

El regulador plantea una serie de mejoras que trae consigo esta aprobación. Destaca, por ejemplo, la simplificación de algunos procedimientos, como el despliegue de acometidas en viviendas unifamiliares que requieran acceso a conductos (lo que permite acortar el plazo de provisión a 10 días, con respecto a los 35 actuales). También aprovechará la competencia, sobre todo Vodafone y Orange el asunto de la visita-replanteo a las instalaciones, que podrán hacer los operadores de forma “autónoma” (sin que Telefónica tenga que participar de forma obligatoria, como hasta ahora).

Otra de las mejoras tiene que ver con el procedimiento de acceso a los postes de Telefónica. Este acceso sigue siendo un cuello de botella importante para el despliegue de redes de acceso ultrarrápidas en zonas alejadas de los núcleos urbanos, por sus dificultades operativas y los elevados costes.

Vigilancia a Telefónica

Algo que parece favorecer a Vodafone y Orange es que la CNMC no quiere dejar “pasar una” a Telefónica. De este modo, como consta en el informe que ha elaborado el regulador, han remitido al incumbente las quejas que han hecho llegar otros operadores.

En concreto, Astel (Asociación de Empresas Operadoras y de Servicios de Telecomunicaciones), entre las que se encuentran Orange y BT, indica que debe exigirse a Telefónica una calidad de servicio comparable a la que ofrecería un operador neutral. Solicita que “Telefónica cumpla más diligentemente con el principio de equivalencia de insumos”, esto es garantizar que se prestan en condiciones de igualdad los servicios de las empresas descendentes del operador con peso significativo. Para ello quieren que la CNMC investigue la actuación del incumbente en el despliegue de su red de fibra ya que, según mantiene Astel, el fuerte ritmo de despliegue de Telefónica, superior al alcanzado por el resto de operadores, podría estar evidenciando un tratamiento no equivalente respecto a plazos, procesos e información.

Ante esto, el regular insta a Telefónica a enviar la información indicada, e incluir en los ficheros de indicadores de calidad del servicio MARCo que remite a la CNMC con carácter trimestral.

Vodafone y Orange aceleran

Bajo este contexto, Vodafone y Orange tienen todo de cara para desplegar fibra. Una vez que se ha revisado el acceso mayorista de fibra, y ahora con esta nueva regulación sobre obra civil, tan solo falta sacar la billetera.

Todo parece indicar que conseguir los clientes en primer lugar será fundamental, dado que las portabilidades fijas se dan en menor medida que en el segmento móvil. Por lo tanto, estos dos operadores deben aumentar el ritmo de despliegue si no quiere que Telefónica llegue antes que ellos a demasiadas localidades.