Meliá Hotels International ganó 92,2 millones de euros en los primeros nueve meses del año, un 74,5% más que en el mismo periodo de 2015, gracias a la excelente evolución del negocio hotelero, según ha comunicado la cadena a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Los ingresos operativos del grupo se incrementaron un 2,6% hasta 1.388,25 millones de euros. El resultado bruto de explotación (Ebitda) bajó un 7,5% hasta 238,3 millones.

En el análisis de la evolución del negocio que la compañía mallorquina ha trasmitido a la CNMV resalta que el resultado mejoró “impulsado por la positiva temporada turística en España, el reposicionamiento de activos y la diversificación de su modelo de negocio“. Así, el ingreso por habitación (RevPAR) se incrementó en el periodo evaluado en un 40%, a lo que contribuyeron los hoteles urbanos españoles con Ingreso Medio por Habitación del 11% el tercer trimestre.

El beneficio neto de explotación (Ebit) se situó en 153,5 millones de euros, lo que supone un 3% más con respecto a los nueve primeros meses de 2015.

La cadena hotelera con sede en Mallorca destaca que el incremento de beneficio neto se cifra en un 130% si se eliminan los efectos de “la generación de 48 millones de euros en plusvalías, y el impairment de Puerto Rico, en 2015, que impactaron en los resultados del mismo periodo de 2015.

Meliá Hotels Internacional también destaca que en los resultados han influido positivamente la reducción de la deuda (240 millones de euros menos que en diciembre de 2015) con una consistente reducción del tipo medio de interés, que se situó en el 3,6%, lo que generó un ahorro del coste de financiación de 20,5 millones de euros. La cadena hotelera atribuye la reducción de su deuda neta, que cifra en 528,8 millones de euros, a la amortización del bono convertible y la mayor generación de caja del negocio.

En los resultados del tercer trimestre, según indica la cadena, no se contabilizaron plusvalías por rotación de activos al no cerrarse ninguna venta. Sin embargo, antes del cierre del ejercicio de 2016 y en 2017, Meliá Hotels Internacional tiene previsto concluir las operaciones de venta de algunos “activos no estratégicos” siguiendo la línea de “fortalecer el modelo de ‘joint ventures'” (sociedades de capital compartido) como impulsor de la estrategia de transformación de activos necesitados de grandes inversiones.

El vicepresidente y consejero delegado de Meliá, Gabriel Escarrer, ha destacado que “los resultados del negocio hasta septiembre acusan el impacto de la positiva coyuntura turística en España, que nuestro grupo ha sabido maximizar gracias a su experiencia y a su liderazgo en el segmento de hoteles vacacionales y la acertada estrategia de renovación, rebranding y reposicionamiento de activos emblemáticos”.

En este sentido, la cadena hotelera ha informado recientemente de la venta por ocho millones de euros del hotel Sol Parque San Antonio, ubicado en Canarias, y que ha generado plusvalías por valor de unos cuatro millones de euros, que se verá reflejado en el resultado del cuarto trimestre.