Después de entrar en la historia de la democracia española por ser el presidente de Gobierno que más tiempo ha estado en funciones, Mariano Rajoy por fin a dado a conocer a su equipo ministerial.

Por encima de todo destacan dos cosas: pese a las seis caras nuevas se trata de un Gobierno continuista y, además, lanza un mensaje de refrenda a su propia gestión económica. Así, en Economía, Hacienda y Empleo seguirán con los mismos rostros: Luis de Guindos, Cristóbal Montoro y Fátima Báñez, respectivamente. Con ellos afrontará los recortes que exige Bruselas y, según todo parece indicar, llevar la reforma laboral un paso más allá.

Y no solo no se toca la economía. Rajoy mantiene en el núcleo duro del gobierno en mayoría a Soraya Sáenz de Santamaría como vicepresidenta e Isabel García Tejerina en Agricultura y Medio Ambiente. Pero sin duda lo que viene a apuntalar el Ejecutuvo continuista del presidente, pese a ser una cara nueva, tiene que ver con Álvaro Nadal, que pasará a ser ministro de Energía, Turismo y Agenda Digital. El hasta ahora jefe de la Oficina Económica de Moncloa controlará una cartera con un peso en el PIB a nivel empresarial de gran calado.

Uno de los primeros problemas a los que deberá plantar cara el nuevo equipo de Rajoy lo ha expuesto en redes sociales el economista José Carlos Díez.

El empleo debe seguir siendo (y será) la gran preocupación para el Gobierno. La última EPA dejó una tasa de paro todavía cercana al 20%, algo que no es sostenible. Sobre todo porque afecta de manera directa a otro de los problemas: las pensiones. La famosa hucha que guarda el dinero de los jubilados ha sido recortada de manera drástica en la última legislatura, por lo que se antoja necesaria una nueva reforma para sostener esa paradoja de un bajo nivel de empleo y una esperanza de vida que sigue en aumento.

Por último tocará el turno de los recortes. En el primer consejo de ministros de Rajoy se llevó a cabo uno de los tijeretazos más grandes a todas las partidas presupuestarias. ¿Sucederá algo similar en este ocasión?

Turismo y tecnología, ¿suficiente refuerzo?

Los sectores tecnológico y turístico se han quedado sin ministerios específicos, que era una de sus grandes reclamaciones, pero consideran muy positivo que sus áreas formen parte del nombre del nuevo Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital.

La patronal Exceltur, que agrupa a las principales empresas del sector turístico, había reclamado un ministerio propio, después de que el turismo haya estado ligado siempre a otros departamentos, el último el de Industria y Energía. Sin embargo, tras conocerse la composición del nuevo Gobierno, el vicepresidente ejecutivo de Exceltur, José Luis Zoreda, ha explicado a Efe que aunque era la aspiración del sector, la patronal valora que el turismo “siga apareciendo, aunque sea en segundo lugar, en un ministerio relevante“.

Los empresarios del sector turístico plantearán al nuevo ministro que se acentúe desde la Administración la “batalla legal” contra la “mal llamada economía colaborativa”, que sigue creciendo, dicen, de una “manera descontrolada”.

Por su parte, la patronal tecnológica Ametic había reclamado un Ministerio de Economía y Sociedad Digital para centralizar en un único departamento toda la acción dirigida a la digitalización del país. Uno de los temores de Ametic era que las competencias ligadas a la economía digital volvieran a quedar “diluidas” en un gran ministerio, por el peso de sectores como la energía o el turismo. El otro temor era tener de nuevo como interlocutores a representantes de distintos ministerios.

Sin embargo, tras conocer la estructura del nuevo Ejecutivo, la patronal tecnológica se ha mostrado satisfecha de que el término ‘agenda digital’ se haya incluido en el nombre del nuevo departamento que encabeza Álvaro Nadal. Ametic considera que se han tenido en cuenta sus planteamientos y confía en que el nuevo Ejecutivo impulse la transformación digital de la economía española.