El sector inmobiliario sigue con la machacona intención de seguir inviertiendo. Además, las principales compañías, entre ellas Colonial y Merlin, siguen en una espiral inversora que parece no tener fin.

En concreto, Colonial invertirá 43 millones de euros en el proyecto “Discovery Building”, un nuevo edifico con más de 10.000 metros cuadrados de oficinas en la calle Estébanez Calderón 3-5 de Madrid, cerca de la Castellana.

La inversión del proyecto, que se ha presentado esta semana en Madrid, asciende a 43 millones de euros, lo que incluye la compra del edificio, que se realizó en mayo del 2015 y ascendió a 30 millones y la construcción del nuevo inmueble, 13 millones. La comercialización del edificio ya ha empezado y actualmente se encuentra en fase de construcción. La entrega está prevista para julio de 2017.

Según el director de negocio de Colonial, Albert Alcober, el proyecto supone “una gran novedad” en el mercado de oficinas de Madrid, ya que es una construcción en pleno centro de negocios, “algo muy poco habitual”.

El nuevo inmueble diseñado por el Estudio Lamela tiene 10.458 metros cuadrados con plantas diáfanas y flexibles y situado en el norte de la Castellana.

El edificio cuenta con 101 plazas de aparcamiento, vestuarios equipados, espacios para bicicletas, una terraza con zona ajardinada y sistemas de climatización eficiente, flexible y óptima.

Imagen | Google Maps