No corren buenos tiempos por Ametic, la patronal de las empresas tecnológicas y de telecos. La semana pasada, coincidiendo con la presentación de resultados del sector TIC, se destapó que existía un cisma entre las principales empresas que componen la organización. Pero todo fue desmentido.

El actual presidente, José Manuel de Riva, instaba a los periodistas a aclarar qué pensaban las empresas que aparecían en un artículo del diario ‘Expansión’, donde se hablaba del malestar de muchas compañías dentro de la patronal.

De Riva, que se enfrenta en noviembre a un proceso de elecciones para renovar su mandato, creía firmemente que el artículo era “malintencionado” y que no atendía a la realidad. Una semana después parece que, realmente, sí hay un verdadero cisma en Ametic y, además, que no terminará con un final feliz.

En concreto, el diario ‘Cinco Días‘ se hace eco de la intención que tiene Telefónica de abandonar la organización en breve. De este modo, el operador azul mandó el pasado viernes su carta de renuncia a la asociación y su salida tendrá lugar el 1 de enero, según cuentan fuentes oficiales de la teleco a este diario.

Los motivos, como ya se habían avanzado, tendrían que ver con el modo de financiación de la patronal, que carga más económicamente a las empresas de mayor tamaño y que, a su vez, les otorga el mismo peso en las votaciones que las empresas pequeñas.

Las malas noticias para Ametic, tal y como se adelantó la semana pasada, es que no sería la única gran empresa con la intención de abandonar la organización. Ericsson, Nokia, ZTE, Euskaltel… diversas compañías, todas relacionas con el mundo telco, optarían por la misma medida, con los mismos motivos.

Ahora está por ver si surge un frente alternativo a De Riva, si se crea una nueva patronal que agrupe solo las empresas relacionadas con las telecos, o todo se queda en humos de artificio para negociar una mejor posición de estas compañías dentro de Ametic. A finales de noviembre se conocerá si el actual presidente renueva su mandato y, entonces, se despejarán las dudas.