En estos últimos meses, y cada vez con más frecuencia, me llama la atención que la mayoría de inversores me hagan la misma pregunta. La verdad es que cada vez son más los traders en busca de encontrar un sistema perfecto, intentan hilar aún más fino, buscando el time frame perfecto y el horario temporal adecuado.

Un indicativo de que tu sistema falla es intentar cambiar tu operativa en diferentes horizontes temporales, es decir, una operativa que tenía pensando cerrar durante la jornada bursátil empieza a ir en su contra y acaba dejando la operación para el largo plazo, creyendo que la operación se dará la vuelta en el largo plazo, una lógica aplastante, increíble.

Muchas veces lo más sensato es seguir tus principios y tus criterios hasta el final, sin que cambien ni un ápice, con independencia del resultado de la operación. Considero fundamental tener claro cómo y cuándo vamos a posicionarnos y, lo que es más importante, dónde vamos a salir con pérdidas o ganancias.

Cada vez pienso más que una operativa constante, y rigurosa es lo que marca la diferencia entre un trader exitoso y otro que se marcha del mercado por la puerta de atrás. En realidad, en contra de lo que muchos inversores piensan para mí una de las operativas más sosegada es la operativa intradía en apertura europea.

Es muy común pensar que la operativa intradiaria es muy estresante, pero nada más lejos de la realidad. Cuando tienes claro tu método de entrada, tu horario definido y tus parámetros de entrada, gestión, cierres parciales y stops de pérdidas es la operativa más tranquila del mundo.

Sólo necesitas 50 minutos, este periodo de media suele durar el gran volumen de la apertura europea antes que pueda coger un comportamiento errante durante la sesión. Para entonces esperamos estar posicionados y con los stops bien definidos, habiendo programados los cierres parciales con anterioridad para reducir la presión psicológica.

Daniel García, analista de XTB