Globalia ya trabaja en nuevas vías de negocio que aporten “crecimiento” al grupo, como la apertura, a medio plazo, de nuevas rutas de Air Europa a Panamá, México DF, Santiago de Chile o San José, avanzó su presidente, Juan José Hidalgo.

En un encuentro informativo con motivo de la llegada a la República Dominicana del tercer Boeing 787 Dreamliner, el primero en esa ruta, Hidalgo explicó que, con ese modelo, Air Europa reforzará su flota de larga distancia y conectará Madrid con Nueva York -vía Santo Domingo- a través de veinte vuelos programados para las próximas Navidades.

Además, dijo, “estamos trabajando para que, a partir de junio de 2017, mantengamos este modelo de avión para volar diariamente a Nueva York”.

“Tampoco podemos perder de vista el contacto con China, aunque esperaremos a que llegue el momento adecuado, y con Europa, donde todavía se puede crecer un poco más”, añadió.

En lo relativo a Air Europa Express y a la huelga planteada -y suspendida posteriormente- por los pilotos de la compañía, Hidalgo señaló que “la filial de bajo coste ya es un hecho. La compañía necesita ser mucho más competitiva”, dijo.

Globalia quiere impulsar el negocio de explotación de autobuses en la Península para acabar “con los históricos monopolistas de la conectividad interior”, avanzó Hidalgo.

“Desde el grupo hemos hecho todo lo posible por romper ese hielo y estamos a punto de conseguir que haya una competitividad adecuada; lo importante son las concesiones de las líneas terrestres, las que existen son obsoletas, por lo que hemos exigido al Ministerio de Fomento que cambie la regulación”, defendió.

En lo que se refiere al transporte por ferrocarril, Hidalgo reconoció que le “tienta y satisface” porque ofrece “grandes facilidades”, como su capacidad de adaptación en función de la demanda o la posibilidad de circular “sin obstáculos”.

“Es el transporte más fácil que hay, mi grupo tiene un 80 % de las infraestructuras que se necesitan, estamos esperando e interesados”, apostilló.

En cuanto a las otras líneas de negocio del grupo, reafirmó su apuesta por el sector hotelero a través de su marca Be Live Hoteles que gestiona 34 hoteles con unas 10.000 habitaciones.

Además, puso en valor el papel de sus agencias de viajes, que cuentan con más de 1.200 oficinas y aportan liquidez a la compañía”.

Sobre el nombramiento de su hijo, Javier Hidalgo, como consejero delegado de Globalia, el presidente del grupo dijo que abre la puerta a una nueva fase que le permite ceder el legado de su “propia historia”.

“Aunque yo estaré en cualquier obligación que se me presente cada día, no he encontrado a una persona mejor para esto porque me conoce y prefiero ver a mis hijos actuar equivocada o acertadamente que ver cómo lo hace un tercero”, subrayó.

En cuanto a la negociación con el grupo chino HNA, Hidalgo reconoció que “ya es historia”, y afirmó que la salida a Bolsa ya no va a ser cosa suya porque “no está preparado” para ello.

“Soy una persona hecha a mi manera, quizás los que vienen detrás sí están preparados y son capaces de convencerme; si lo tienen bien estudiado y me transmiten tranquilidad, ¿por qué no?”, aclaró.