El portavoz socialista en el Congreso asegura que su partido “no confía” en el candidato a La Moncloa, pero facilitará su reelección para dar salida al bloqueo institucional. Hernando critica la gestión del PP, afirma que su formación liderará la oposición y fija una larga lista de iniciativas programáticas que tomará de inmediato. No rechaza más acuerdos con Rajoy, aunque ve difícil articularlos a menos que el presidente “deje de actuar como nos tiene acostumbrados”.

“Señor Rajoy, usted no nos gusta como presidente del Gobierno, porque no nos gustan sus políticas, pero sí nos gusta este país”. Antonio Hernando, portavoz parlamentario del PSOE, ha protagonizado este jueves la intervención más esperada del debate de investidura. El diputado madrileño ha sido el encargado de explicar el viraje de su partido hacia la abstención, tras meses de entregada defensa del ‘no es no’ que ha reconocido haber desarrollado “con convicción”. La misma que le lleva ahora, asegura, a mantener que despejar la investidura de Mariano Rajoy es lo que más le conviene al país.

Para Hernando, solo hay dos opciones: “O abstención o elecciones”. El PSOE hará lo que “nunca hemos deseado”, avalar al candidato del PP, porque no hay más alternativa que sumir a España en el descrédito de unas terceras elecciones que, según el portavoz socialista, dañarían la credibilidad del sistema.

Tras reivindicar la historia de su partido y su papel en la llegada y consolidación de la democracia -“no se explica sin el PSOE”-, ha defendido una actuación encaminada a “que empiece el tiempo de la política para los ciudadanos”. A su modo de ver, todos los partidos son responsables de estos diez meses de bloqueo, pero solo uno, el suyo, lo es “de poner fin a esta situación”. Los socialistas se abstendrán “por España”: “Siempre que nos ha necesitado, hemos estado ahí”.

Conocedor de las críticas de Podemos hacia su viraje, Hernando ha recordado que fue la “aversión” de Pablo Iglesias a ver a un socialista en La Moncloa lo que imposibilitó en marzo un cambio de Gobierno. Igualmente, ha garantizado que el PSOE estará a la vanguardia de la oposición. Y ha citado una larga lista de objetivos, de iniciativas que desarrollarán para revertir la gestión del PP.

Entre ellas, destacan las encaminadas a implementar un ingreso mínimo vital para familias sin recursos, impulsar un pacto educativo que derogue la LOMCE -Hernando ha exigido a Rajoy que paralice ya las reválidas-, mejorar las prestaciones a parados de más de 52 años, reducir el IVA cultural, suprimir el copago farmacéutico, alumbrar una ley de igualdad salarial, alcanzar un pacto contra la violencia de género, igualar los permisos de paternidad y maternidad, abrir sendas comisiones de investigación sobre la actuación del Ministerio del Interior y sobre la presunta corrupción del PP, garantizar la independencia de RTVE y la Agencia EFE, reformar el sistema de nombramientos en organismos constitucionales y reguladores o impulsar el diálogo social para derogar la reforma laboral y articular un nuevo régimen de relaciones laborales.

“Usted no tiene ni nuestra confianza ni nuestro apoyo”, le transmite Hernando al líder del PP

El portavoz socialista ha sido muy crítico con el Gobierno Rajoy, que considera que ha causado mucho “sufrimiento” a colectivos damnificados por la crisis y ha tenido excesiva tolerancia hacia la corrupción. “Yo no vi, no oí y nada tengo que decir ante los casos de corrupción que han afectado y siguen afectando a su partido”, ha sido según Hernando la actitud del jefe del Ejecutivo en este ámbito. Asimismo, le ha afeado el “espeso silencio” ante el desafío secesionista catalán, el “papel secundario” jugado en Europa o la “tibieza” para implementar un sistema de “acogida de refugiados”. “Nuestra voluntad es darle la vuelta a estas políticas”, ha garantizado, antes de proclamar que “el diálogo se impone”, no es ninguna oferta del líder del PP: “Sin diálogo, usted no puede sacar adelante la tarea de gobierno”. “Usted no tiene ni nuestra confianza ni nuestro apoyo, máxime después de haberle escuchado ayer por la tarde”.

¿Futuros pactos?

No obstante, el PSOE no rechaza de entrada adicionales pactos con Rajoy, ni siquiera para sacar adelante las cuentas de 2017. “Es muy difícil que nosotros apoyemos esos Presupuestos, si son los de estos cuatro años no tendrá el apoyo del Grupo Socialista”, ha avisado Hernando. Ya en la réplica, ha detallado que en ningún caso respaldarán que los nuevos recortes que exige Bruselas -al menos 5.500 millones- caigan sobre los mismos que han pagado la crisis. “La labor de oposición no nos impedirá buscar acuerdos”, ha concluido, o participar en las políticas de Estado, como la lucha antiterrorista o la defensa de la unidad nacional.

“Para tener muchas esperanzas hay que tener muchos recuerdos”, ha indicado Hernando citando a Unamuno para cerrar su discurso. El PSOE, ha proclamado, lleva 137 años escribiendo “páginas gloriosas” y así seguirá siendo después del “ejercicio de responsabilidad” de desbloquear la investidura.

Rajoy suspende las reválidas y pide al PSOE que garantice unos “mínimos de gobernabilidad”

Rajoy ha respondido al portavoz socialista con el mismo talante abierto del día anterior, aunque advirtiendo que deben existir unos “mínimos de gobernabilidad” para evitar el “riesgo serio” de que esta sea una “legislatura estéril”. “Tan malo es no tener Gobierno como tener un Gobierno que no pueda gobernar”. No le pide “a ningún socialista que se haga del Partido Popular”, pero sí que se avengan a negociar los pactos planteados por él en su discurso de investidura.

Asimismo, ha aceptado la petición de Hernando de paralizar las reválidas, todo un gesto del nuevo tiempo que puede abrirse. “Vamos a abordar la suspensión de los efectos académicos de las evaluaciones de finales de la ESO y del Bachillerato hasta que concluyamos el pacto por la Educación”, ha dicho Rajoy desde la tribuna.

El líder del PP ha defendido la necesidad de mantener la misma línea en política económica porque es la que a su juicio ha permitido cambiar la tendencia y poner a España en la cabeza europea del crecimiento y la creación de empleo. En este sentido, ha blandido los “positivos” datos de la EPA conocidos este mismo jueves y ha subrayado que dialogará con la oposición de todo, con dos líneas rojas: no poner en riesgo la recuperación y mantener el rumbo hacia la estabilidad presupuestaria.

“Debemos dejar de lado los esfuerzos para diferenciarse del adversario, para distanciarse”, ha indicado Rajoy, porque “colocar al otro en un extremo en el que no está” dificulta el consenso y pervierte la realidad. El jefe del Ejecutivo en funciones agradece el gesto del PSOE de abstenerse pero asegura que “la misma responsabilidad cabe exigirla para el futuro, porque si no España no podrá tener un Gobierno donde se tomen decisiones que beneficien al conjunto de los españoles”.