El comparador de precios Kayak está de pruebas. Su nuevo experimento trata de implementar la búsqueda de alquileres por estancias breves. Un servicio con el que pretende adentrarse en un negocio conquistado hasta ahora por el gigante Airbnb.

De momento solo son eso, pruebas. Tal como publica ‘Quartz‘, el comparador de precios del sector turístico está experimentado con una nueva opción de búsqueda centrada en alquileres de propiedades para un hospedaje a corto plazo. Es decir, el mismo servicio que Airbnb.

La cuestión es simple. Los usuarios de Kayak podrán buscar las diferentes opciones de alquiler que incluyen desde apartamentos hasta casas vacacionales, apartaholetes y otro tipo de propiedades.

Esta opción también incluiría parte de la oferta del competidor de Kayak, Expedia. Y es que HomeAway, que, como ya adelantó SABEMOS, fue comprada por Expedia en el 2015, tiene parte de su oferta expuesta en Kayak (propiedad del grupo Priceline) después de haberlo pactado mediante un acuerdo el año pasado.

Tal y como ha indicado un portavoz de Kayak, todavía se está experimentando con el formato y por eso no está visible en cada uno de los diferentes navegadores. El formato aún está en fase de prueba para evitar los problemas anteriores, ya que esta opción se incluyó en un principio en la categoría ‘hoteles’ y la búsqueda resultaba muy complicada para el usuario.

Por otro lado, Airbnb presume de las 2,5 millones de propiedades alrededor de 191 países con las que cuenta en su sitio web. Sus planes se centran también en competir por el viajero de negocios. Motivo por el cual la compañía se asoció con otras tres empresas centradas en la gestión de viajes corporativos (American Global Express Business Travel, Viajes de BCD, y Carlson Wagonlit Travel).

Además, el gigante del alquiler vacacional tiene la intención de expandirse y desarrollar su negocio más allá del simple alojamiento. Una muestra de ello ha sido la adquisición de Trip4real, la plataforma que conecta a turistas con residentes para ofrecerles rutas y nuevas experiencias.

Algunas aerolíneas también han querido apuntarse al tirón de Airbnb. Es el caso de Qantas, que comienza a ofrecer puntos de vuelos frecuentes a los viajeros que utilicen el servicio del gigante del alquiler.

A pesar de cómo evolucionen estos movimientos, lo cierto es que el alquiler de la propiedad se ha introducido en un mercado turístico digital hasta ahora gobernado por el sector hotelero y las aerolíneas. ¿Conseguirá colocarse como principal nicho de negocio?