Los operadores de telefonía siguen trabajando en mejorar en el segmento móvil. La velocidad de descarga es uno de esos aspectos. De ahí que en las últimas semanas se agolpen los anuncios sobre lo que son capaces de “correr”. El último ha sido Orange.

En concreto, el operador naranja y Huawei España han logrado superar velocidades de descarga de 1,5 gigabytes por segundo (Gbps) sobre la red 4G de la filial francesa, lo que permitiría bajarse un episodio de una serie en 26 segundos, según ha informado la compañía.

Estas velocidades se lograron en pruebas llevadas a cabo en Valencia, gracias a la agregación de múltiples bandas de frecuencia de espectro radioeléctrico y otras innovaciones técnicas, algunas de las cuales estarán presentes en la quinta generación de telefonía móvil (5G), cuyos estándares están todavía en discusión.

No obstante, por el momento todo esto representa un campo de experimentación lejano en el tiempo. El problema es que no hay terminales en el mercado que aguanten estas velocidades. Como muy pronto se espera que en 2018 pueda haber un parque móvil que soporte esta velocidad de descarga.

La situación no es una novedad. La llegada del 4G y la banda ancha móvil ultrarrápida también ha tardado mucho en normalizarse. Bien es cierto que esta tecnología tuvo problemas burocráticos en cuanto a su llegada. Pero el hecho de que hubiera poco móviles que soportasen 4G también ha sido un inconveniente.

Así pues, ante las nuevas ventajas de velocidad que ofrecen los operadores, como en este caso Orange, habrá que ver si llega a todos los usuarios, o se queda en quienes disponen de terminales de gama alta.

Futuro cercano

En el camino hacia el 5G, cuyo lanzamiento comercial está previsto para 2020, todas las operadoras están innovando en su red 4G para ofrecer en los próximos años velocidades de descarga más altas y mayor capacidad.

Este mes, Telefónica, Nokia y Qualcomm consiguieron alcanzar velocidades de descarga en terminales móviles de casi 800 Mbps.

Ya en febrero pasado, Orange fue la primera operadora de España en alcanzar 570 Mpbs en la red móvil.