No hay un solo sector, por tradicional que sea, que haya quedado al margen de dos nuevas modas: la transformación digital y las startups como palanca de innovación. La distribución y el gran consumo no podían ser menos. En este contexto llega a España la francesa Alkemics. Uno de sus primeros objetivos será hacer buenas migas con Mercadona.

La startup nació en el año 2011 con tres socios fundadores a la cabeza: Benoit Portoleau (COO), Antoine Durieux (CEO) y Antoine Perrin (CTO). La idea era crear un estándar para que las grandes cadenas de distribución tuvieran una plataforma unificada para acceder a los datos de los fabricantes y sus productos. De este modo pueden ofrecerlos en sus líneas de comercio con la mejor información posible sobre origen, fabricación, composición, etc. Alkemics, mientras, basa su modelo de negocio en ofrecer esos datos a las cadenas de distribución en distintos sistemas de pago.

Ahora, el gran salto -como cualquier empresa que empieza- ha llegado en forma de ronda de financiación. A finales de 2015 tuvo el primer gran espaldarazo con una inyección de capital de 5 millones de euros. Llegó de la mano de Index ventures y Partech Ventures. Aunque sin duda el impulso final ha llegado el pasado mes de septiembre gracias a una nueva ronda de 20 millones de euros (situada entre las 10 más altas de Francia este año) y liderada por Cathay Innovation y Serena Capital con la ayuda de Index Ventures, Partech Ventures y SEB Alliance. Por este motivo, ha llegado la hora de dar el salto al mercado español.

alkemics

Los fundadores de Alkemics: Benoit Portoleau, Antoine Durieux y Antoine Perrin

En estos momentos, el número de marcas que colaboran con sus distribuidores a través de Alkemics se ha triplicado en el último año. Actualmente la comunidad de clientes reúne a más de 2.500 marcas y numerosos distribuidores como Auchan o Casino, que representan el 78% del mercado de ecommerce alimentario francés. Asimismo, cuenta entre sus clientes con el gigante de la distribución estadounidense Walmart. La clave será ver la respuesta del mercado español.

El salto a España

Desde la compañía confirman a SABEMOS que no llegan con las manos vacías. Pese a que no pueden confirmar todavía cómo avanzan las negociaciones con los grandes players de la distribución española, ya han tenido contactos con las principales cadenas.

De entrada, saben que Alcampo (Auchan en Francia) será un cliente cómodo con el que tratar por tener, precisamente, buena relación en tierras francesas. Cuestión aparte serán Carrefour, con el que de momento no tienen negocios directos en Francia; y Mercadona, la principal cadena de distribución en alimentación en España.

No obstante, desde la startup señalan que no habrá dependencia de ningún distribuidor, ni siquiera Mercadona. Su plataforma, al ser abierta, permite que la puedan usar fabricantes, como por ejemplo una marca de chocolates o refrescos, sin necesidad de que una gran superficie sea cliente de Alkemics.

El objetivo, según Antoine Durieux, “es incrementar la colaboración, nuestros clientes aceleran la puesta en el mercado de sus productos, mejoran la identificación y el registro de las innovaciones, difundiendo una información más rica e uniforme a los consumidores”. Añade Durieux que ellos proponen a los fabricantes y a los distribuidores españoles de los sectores food y non food una plataforma colaborativa de gestión de los datos que permite adaptar sus actividades al comportamiento omnicanal de los consumidores.

Es decir, Alkemics permite a los equipos de marketing  y comerciales de las marcas  y distribuidores mostrar una experiencia al consumidor enriquecida, coherente e inteligente al simplificar la centralización, el intercambio y la difusión de contenidos.

Pese a que la startup no lo manifiesta públicamente, saben que la negociación con Mercadona será fundamental. Lo mismo que con Carrefour. Entre ambas tienen más del 30% de la distribución en alimentación en España. Además, el canal ecommerce todavía no es lo bastante sólido como para generar un gran volumen de negocio con la solución que presenta Alkemics.