Exceltur ha presentado esta semana su informe sobre el balance turístico del tercer trimestre de este 2016, cuyo positivo balance sería debido a un escenario que, según José Luis Zoreda, vicepresidente ejecutivo de Exceltur, será muy difícilmente replicable en un futuro cercano.

Así, el verano de 2016 cerraría con notables aumentos en la facturación de las empresas turísticas, una importante creación de empleo en el sector y una mejora de los resultados en general, situándose el crecimiento del PIB turístico en el 4,5% y encadenándose de esta manera tres años de crecimiento inusual.

En el lado menos positivo, se resalta que este singular crecimiento sería debido a la situación política de países competidores como Turquía y Egipto; situación que sería la causante de que España hubiese recibido, solo en 2016, un 60,3% de turistas “prestados”. Esto es, viajeros cuyo lugar de veraneo natural hubiese sido alguno de estos países, los cuales han visto cómo durante esta temporada, sus números de visitantes se reducían de manera drástica. Tan solo de junio a agosto, se estima que las cifras de turistas a Turquía y Egipto han caído en más de un 40%, mientras que el número de visitantes llegados a nuestras playas ascendió en 1,9 millones de personas.

Se avisa desde Exceltur que durante estos últimos años, el modelo de crecimiento que ha arraigado en nuestro país es uno basado en el aumento masivo del número de turistas (principalmente extranjeros “prestados” de otros destinos), pero que contribuyen cada vez menos en términos de gasto por persona, por lo que se hace necesario el reposicionamiento de España como destino con la intención de atraer viajeros que realicen un mayor gasto. De hecho, durante 40 meses consecutivos se ha podido apreciar un descenso trimestral del ingreso medio por turista, situándose en 717 euros de media en los meses de junio y julio de 2016.

Por otra parte, la contribución del sector turístico nacional a la creación de empleo, es indiscutible, cerrándose septiembre con 87.693 afiliados más a la Seguridad Social gracias al aumento de la actividad y al alargamiento de la temporada. Nada se dice de la precariedad del empleo en el sector, que sería de mencionar teniendo en cuenta que muchos de esos empleos creados hasta septiembre, se destruirán en octubre o en noviembre a más tardar.

En cuanto al Brexit, hasta ahora no se ha notado un impacto del mismo en el número de visitantes llegados desde Reino Unido, más bien al contrario, ya que este es el país que más crece en número de noches realizadas en España, con 2,5 millones de pernoctaciones más que en 2015, aumento debido, principalmente, a la situación de inseguridad en otros países de la zona del Mediterráneo. Otros mercados que se afianzan son el nórdico y el holandés, con crecimientos del 17% y el 13,1%, respectivamente.

Otras conclusiones del análisis destacan los incrementos generalizados de ventas para el 67,2% de las empresas y en menor medida de sus resultados (en el 51,4%) sobre todo en los sectores hotelero y de ocio. Las compañías aéreas no refieren los mismos aumentos debido a la disponibilidad de una mayor oferta gracias a un reducido coste del carburante y del alquiler y leasing de aeronaves, por lo que el sector reporta descensos del 4%.

Para finalizar, Exceltur hace especial hincapié en la necesidad de una legislación que regule las viviendas de alquiler para uso turístico, ya que determinados destinos están siendo testigos de un crecimiento descontrolado que está generando problemas a los residentes, entre ellos la falta de viviendas para alquiler y el aumento del precio de la misma, poniendo de relieve el señor Zoreda que tan solo el Ayuntamiento de Barcelona ha emprendido valientes medidas para parar este descontrol.