Ryanair ha rebajado sus previsiones para el actual beneficio fiscal debido al impacto de la futura salida del Reino Unido de la Unión Europea está teniendo sobre la libra.

El gigante de los cielos europeos a precio low cost, Ryanair, ya prevé una caída de sus ganancias en torno a un 5%. El principal motivo es la continua devaluación de la libra en hasta un 18% desde que se votase a favor del conocido ‘Brexit’ en el pasado mes de junio.

La compañía irlandesa ha informado de que el precio medio de sus billetes ha caído un 10% entre los meses de abril y septiembre. Pero Ryanair ya prevé que para el segundo semestre, la tarifa se reduzca hasta un 15% si la libra continúa con su devaluación.

Haciendo números, la aerolínea ya estima que, cuando llegue el final del año., sus beneficios podrían quedar en torno a los 1.300 y 1.350 millones de euros. La bajada queda reflejada en comparación con la estimación que habían calculado. de 1.380 y 1.430 millones de euros.

“La fuerte caída de la libra esterlina como consecuencia del ‘Brexit’, que representa aproximadamente el 26 por ciento de los ingresos de todo el año de Ryanair, debilitará el rendimiento en el segundo semestre ligeramente por encima de lo que habíamos previsto”, ha declarado a Efe su consejero delegado, Michael O’Leary.

Aunque la otra cara de la moneda sigue brillando. Ya que la bajada de los precios de los billetes supondría un aumento de del tráfico de pasajeros, donde se estima un crecimiento del 12%. De este modo, puede calcularse que el factor de carga, que mide del número de asientos ocupados en un avión, se sitúe en el 94%. Llegando así a los 119 millones de usuarios anuales.

Este cálculo supondría, según la compañía, un aumento de beneficios en torno al 7% en el año hasta marzo de 2017. Lo que también refleja una bajada de expectativas, antes puestas en un 12%.

Aun así O’Leary quiere que la aerolínea se muestre “prudente” a la hora de “ajustar sus previsiones”, aunque confió en que el “aumento del factor de carga y del tráfico aéreo, así como una mejora en el control de gastos, “amortiguarán la caída de los ingresos”.

La aerolínea advirtió de que podría volver a rebajar las expectativas económicas si la libra continúa su devaluación durante los próximos meses.