El grupo ACS ha dado instrucciones a sus abogados para que, con carácter inmediato, interpongan una querella criminal contra Francisco Correa, que en el marco del caso Gürtel ha declarado que grandes compañías como ACS, OHL o Dragados pagaron comisiones a cambio de contratos.

El grupo que preside Florentino Pérez manifiesta que, “ante la gravedad de estas denuncias”, ya ha cursado las instrucciones correspondientes a sus abogados del Despacho Rodríguez-Mourullo.

En un comunicado, ACS sostiene que las declaraciones de Correa son “notoriamente falsas pues ni ACS ni Dragados (que se integró en el Grupo ACS en diciembre de 2003) han pagado al Sr. Correa o a cualquiera otra persona para que se hicieran adjudicaciones a su favor ya sea en el Ministerio de Fomento o en el de Medio Ambiente o en cualquiera otro”.

Por ello, instan a Francisco Correa a que aporte las pruebas de las que disponga para sustentar lo que ha manifestado en sede judicial, ya que “la dirección de ACS sería la primera interesada en saber quién, cómo, cuándo y a quién se han hecho los pagos que dice el Sr. Correa”.

Por otro lado, ACS señala que hasta estas “sorprendentes declaraciones del Sr. Correa nadie, ya sea verbalmente o por escrito, ha comprometido el nombre de ACS, o sociedades de su grupo, en relación con el caso Gurtel”.

El cabecilla de Gürtel ha asegurado además hoy que eran “diversos” los ministerios (Fomento y Medio Ambiente) en los que el extesorero Luis Bárcenas hacía gestiones para conseguir adjudicaciones de obras.