La compañía sueca es un coloso de la distribución. Su modelo es replicado y parodiado a partes iguales. Pero su efectividad es máxima. Aunque todavía tiene margen de mejora y crecimiento, por eso Ikea sigue experimentando con su concepto de ‘tienda efímera’.

En concreto, la cadena sueca abrirá dos “pop up stores” en el centro de Madrid y Barcelona con motivo de la conmemoración de su 20 aniversario en el país. Hasta ahora ahora solo dispone de grandes establecimientos a las afueras de las principales ciudades del país.

En estas “pop up stores”, que abrirán sus puertas de forma puntual durante diez días, los usuarios podrán acceder a un surtido de productos exclusivos que no podrán encontrar en ningún otro establecimiento del grupo sueco en España.

La tienda de Madrid abrirá del 20 al 30 de octubre y estará situada en la zona de El Rastro, concretamente en la calle San Cayetano, 5. La de la Ciudad Condal estará en el número 17 de la calle Comerç, en la zona de El Born, y abrirá del 20 al 29 de octubre.

“Para llegar al corazón hace falta tiempo y pensamos que después de 20 años hemos conseguido llegar al corazón de los españoles. Con esta acción pretendemos celebrar este encuentro, esta historia de amor entre España e IKEA y el corazón de la ciudad simboliza para nosotros el corazón de los españoles”, ha explicado la compañía.

Al margen de romanticismo, lo que busca Ikea es experimentar la forma de atraer nuevos clientes. Este tipo de acciones le han dado muy buenos resultados, por ejemplo, en Canadá. Donde además llevó a cabo acciones de compra virtual. Y es que esta es la otra pata que quiere explorar Ikea.

De momento los suecos no han estado muy activos en el comercio electrónico, y por ello buscan acercar a la gente a sus tiendas efímeras para conseguir mejorar las relaciones de confianza.