La cadena hotelera Meliá Hotels ha anunciado recientemente un incremento de su RevPAR del 70% entre los años 2011 y 2016. El RevPAR es un medidor utilizado en la industria hotelera con la finalidad de evaluar el rendimiento financiero de un hotel o de una cadena hotelera. Con él se mide el ingreso por habitación disponible durante un periodo de tiempo determinado.

Así, los hoteles vacacionales de Meliá situados en la zona del Mediterráneo, han superado el 80% de ocupación media durante el tercer trimestre del año.

Sin embargo, Meliá no achaca estos resultados positivos únicamente a la benigna coyuntura turística, sino más bien a una serie variables que finalmente están dando sus frutos. Entre ellas destacan las inversiones en reposicionamiento y el rebranding que el grupo viene realizando desde hace ya algún tiempo en algunos de sus hoteles. Esto responde a una estrategia que persigue la priorización de la calidad y rentabilidad de los establecimientos por encima de su porcentaje de ocupación, con lo que además, pretenden garantizar el sostenibilidad de su modelo.

Algunos de los resultados conseguidos gracias a esta estrategia serían el hotel ME Ibiza, cuyo RevPAR se incrementó en un 60% en 2015 frente a 2014, o el Sol Katmandú, en Mallorca, con un crecimiento del 58%.

La cadena explica el incremento del 70% en su RevPAR por las mejoras en los precios (variable que explicaría el 80% de la subida) y el crecimiento de sus canales, sobre todo el de melia.com (+27%) y Meliá Pro (+75%) durante este año 2016.

Meliá ha aprovechado los años de crisis de una manera bastante óptima, no solo han capeado el temporal, además, han mejorado su portofolio y su gestión. Esto ha servido para hacer de ella una cadena más competitiva.

Gabriel Escarrer, vicepresidente y consejero delegado de Meliá Hotels, asegura en este sentido que “las compañías y  los destinos turísticos deben ser competitivos por sí mismos, y no depender de los problemas de sus competidores”.

Es por ello, añade, que “debemos aprovechar el viento favorable de la coyuntura actual para invertir y seguir mejorando la calidad de nuestra oferta, ofreciendo una propuesta de valor más completa y diversificada que el tradicional “sol y playa”, con el fin de fidelizar a nuestros clientes,  esperando que la solución para los destinos del norte de África llegue pronto y nos encuentre fuertes y preparados”.