El macarra de los lunares ya tiene nuevo jefe. Se trata de Javier Cantó, un hombre de la casa que hasta ahora ocupaba el puesto de director de desarrollo de negocio. De esta manera, Pepephone lleva a cabo un movimiento inteligente dado que garantiza la presencia en el operador de alguien que tiene experiencia y conocimiento interno.

Tras la marcha de Pedro Serrahima, el Grupo MásMóvil debía moverse rápido para no tener una de sus principales armas descabezada, justo en un momento clave. Así, la llegada de Cantó dará continuidad a la gestión del operador para seguir con los altos rendimientos en el área de satisfacción al cliente. Sobre todo porque conoce la compañía ya que forma parte del equipo fundador.

Javier lleva trabajando en el proyecto en diferentes puestos de responsabilidad desde hace casi 9 años. Antes de ocupar esta posición, Cantó ha sido director de Desarrollo de Negocio y de Relaciones con Partners donde se ha ocupado, entre otras atribuciones, de las relaciones del operador con terceros (instituciones y organismos públicos, proveedores, partners…) así como de la dinamización del operador a través de la apertura de canales de venta tanto físicos como online.

Previamente, ha trabajado como consultor tecnológico y financiero para el sector bancario en Net2S y Grupo Accenture, para clientes como el Banco Santander y el BBVA. Licenciado en Economía por la Universidad de Alcalá de Henares, Cantó no lo tendrá fácil, sobre todo por la estela que dejas tras de sí Pedro Serrahima, uno de los directivos más queridos y reconocidos del sector.

En un comunicado emitido por parte de la empresa, su consejero delegado, Meinrad Spenger, asegura que Cantó es la persona ideal para capitanear el proyecto. El motivo, como no podía ser otro, es por el conocimiento de la empresa. Así, queda totalmente descartada la posibilidad de que fuera otra persona ajena a Pepephone la que se pusiera a los mandos.