El sector residencial de lujo sigue cogiendo pulso en Madrid representando el 60 % del total de la nueva oferta que ha salido al mercado -el doble que un año antes- y con unos precios alcistas que suben de media un 3 % y que se espera que lo hagan aún más en los próximos meses gracias a nuevos proyectos.

Con todo ello, la oferta disponible de venta suma ya 820 millones de euros, lo que arroja un incremento del 17 % con respecto a 2015, de acuerdo con el informe que ha presentado hoy la consultora inmobiliaria Knight Frank y que recoge la Agencia Efe.

Aunque los precios registran incrementos moderados en las zonas “prime” no experimentan descensos en ningún distrito situándose de media en cerca de 8.000 m2.

Después de caer en torno a un 25 % desde los máximos previos al estallido de la burbuja, el precio medio de la vivienda de lujo crece ahora un 3 %. No obstante, en distritos como Jerónimos los precios de obra nueva se encarecen un 8 % y los de segunda mano aumentan un 5 % y un 4 % en Chamberí y Justicia, respectivamente.

Las zonas más caras siguen siendo Salamanca y Jerónimos, con entre 7.800 y 8.200 euros/m2 y pese a estos incrementos los precios están lejos de los que se alcanzan en ciudades europeas como París, Londres o Milán.

Asimismo, las transacciones de residencial de lujo (tanto de obra nueva como de segunda mano) aumentaron un 30 % frente al mismo periodo del año anterior, siendo los barrios más demandados el de Salamanca (39 %), El Viso (que ha crecido desde el 8 % al 23 %) y Chamberí (15 %).

Gracias a una mayor comercialización de proyectos “prime” la absorción del stock se haya situado en un 31 %, siguiendo la misma línea que el año anterior.

Los compradores de este tipo de producto se siguen decantando cada vez más por la obra nueva, alcanzando una absorción del 40 %, por encima del 30 % que se registraba años antes.

Por distritos, el 56 % de la oferta se concentra principalmente en el Barrio de Salamanca, líder indiscutible de los proyectos de obra nueva.

En cuanto a la procedencia del comprador, los locales siguen dominando el mercado con el 70 % de las compras y entre los internacionales destacan principalmente los latinoamericanos (especialmente venezolanos y mexicanos) y europeos. Prácticamente residual está siendo la presencia de los rusos por la caída del rublo y del precio del petróleo.

En este contexto, el socio director de Residencial y Suelo de la firma, Ernesto Tarazona, asegura que el sector inmobiliario puede vivir una “tormenta perfecta” si hay estabilidad política y acceso a la financiación.

En este sentido, insiste en que España sigue siendo uno de los mercados más atractivos y competitivos y destaca que la vivienda prime vuelve a ser un valor refugio para los inversores. Además, cree que el Brexit puede beneficiar a este sector si los inversores deciden apostar por Madrid frente a Londres.

A modo de ejemplo, con un millón de euros un comprador podría hacerse con una vivienda de obra nueva de 100 m2 en El Viso o con una de 145 m2 de segunda mano en Jerónimos.

Foto: Flickr – Daniel Lobo