La patronal de empresas tecnológicas y electrónica busca nuevo responsable. Por el momento solo se ha postulado el actual presidente, José Manuel de Riva. Si no hay otras alternativas, pasará ocho años en el cargo. Los ocho años en que la economía se convirtió en digital. ¿Está Ametic a la altura de estos cambios?

El próximo mes de diciembre habrá elecciones en Ametic. La patronal que vela por los intereses de empresas tecnológicas, telecos, electrónica… y en general la economía digital, busca presidente. Por el momento solo se ha conocido la intención de presentarse a la reelección de De Riva, que lleva en el cargo desde 2012.

El actual presidente asegura tener los apoyos de “múltiples asociados”, y teniendo en cuenta que viene con la confianza directa de la anterior junta directiva, ningún rival lo tendrá fácil. Habrá que esperar a conocer si hay algún candidato alternativo y qué apoyos recibe. Otra vía para llegar al cargo sería esperar a las siguientes elecciones, dado que De Riva no se presentará, según ha contado en una entrevista con ‘elEconomista’.

En esa misma entrevista, De Riva es preguntado por las cosas que todavía faltan por hacer. Su respuesta, en principio, parece alejarse de los asuntos que hoy en día más deberían preocupar a la patronal. Al menos de manera inminente. Así, el todavía presidente habla del empleo y la formación como el único y, al parecer, principal “debe” de la patronal. En el tintero se quedan demasiadas cosas.

Los verdaderos cambios que afrontar

Al margen de la formación, que efectivamente se trata de un tema fundamental. O de la propia relación de Ametic con sus asociados, de la que De Riva se hace eco en su carta de presentación, hay tres asuntos que urge revisar.

Economía colaborativa

Entre los asociados de la patronal está Blablacar, plataforma para compartir vehículo, que actualmente tiene un juicio abierto tras las acusaciones de Confebús por competencia desleal. ¿Cómo va a afrontar Ametic los nuevos patrones de economía colaborativa? De entrada, debe defender a este tipo de empresas, entre otras cosas para ganar asociados, ¿pero hasta qué punto se puede desafiar a la ley y otras patronales sectoriales?

A De Riva no le queda más remedio que mojarse como, por ejemplo, ha hecho la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) con la emisión de informes favorables a estas empresas. Y no valdrá quedarse indiferente. Cada vez aumenta el número de empresas y sectores donde trabajan. Miles de usuarios son clientes de estas ‘apps’ y plataformas. Ametic debe posicionarse.

Regulación de nuevos sectores

Otro asociado que crea una vía de debate es Digital Origin. La startup tiene entre sus actividades la financiación digital de microcréditos. Hablamos de fintech: la gestión de servicios financieros por canales únicamente tecnológicos. ¿El problema? La mayoría de estas startups operan sin regulación ni supervisión por parte de los organismos pertinentes: Banco de España y CNMV.

Hace unos meses se presentó el ‘Libro Blanco del sector fintech e insurtech’. De momento no se conoce la posición clara de Ametic sobre estas empresas, sus prácticas… Además, necesitan que el Gobierno actúe cuando antes. ¿Ejercerá Ametic de lobby?

Las malas americanas

Dice José Manuel de Riva en su carta de presentación que la neutralidad será una de las claves en su gestión. Esto es debido a las diferentes sensibilidades, aclara. Lo que no explica es cómo gestionará la creciente tensión entre compañías como Apple, Facebook y Google, cuyas filiales están asociadas a Ametic, y cada vez querrán tener mayor presencia; con las tres grandes telecos.

Son conocidos los cruces de declaraciones sobre el uso de las infraestructuras de red, si deberían aportar algo en la inversión, etc. Además, siempre surge el tema impositivo, algo que Ametic tampoco debería tomar a la ligera. Un ejemplo lo representa la pequeña telco Pepephone que paga más impuestos que Google en España.

Y otras cosas que quedan por mejorar

Esto debería ser lo urgente, sobre todo porque es lo más visible. Pero hay datos que siguen preocupando. Según el estudio ‘Las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones en la empresa española 2011’ realizado de manera conjunta entre Everis y Ametic, un 41% de las empresas españolas no tenía página web corporativa.

En un informe similar de 2014, tres años después, se revela que el 70% de las micropymes no tiene página web. Si tenemos en cuenta que más del 60% del tejido económico español lo representas éstas y las pequeñas empresas, parece que no hay muchos avances.

También, y no menos importante, la propia imagen que proyecta Ametic. En el pasado 30 Encuentro de telecomunicaciones que organiza la patronal, ya se vio que están muy desfasados con respecto a la actual sintonía del mercado tecnológico. Muchas compañías viven a medio camino entre los patrones del siglo XX y una economía en que la mayor empresa mundial de transporte de pasajeros en coche con conductor privado… no tiene ningún vehículo en propiedad.

Imagen | @Ametic_es