Apenas 21.000 firmas son todo lo que ha hecho falta para que El Corte Inglés haya cedido a las presiones homófobas presentadas a través de la plataforma ultracatólica Hazteoír.org y haya eliminado un anuncio en el que, sin infringir ley alguna, ponía sobre la mesa un modelo de familia con dos padres del mismo sexo.

Los promotores de esta campaña, que todavía puede verse aquí, subrayaban lo siguiente tras conocer la noticia de boca del director de comunicación de El Corte Inglés. No dejan claro si se trata del nuevo dircom de la compañía, José Luis González-Besada.

“La publicidad en la que El Corte Inglés olvidaba que la familia es 1 padre + 1 madre y sus hijos ya no se emite. Y además ECI ha borrado este tipo de videos de sus canales en internet. Esta empresa, como todas, guarda sus videos en canales propios. En el caso de ECI, utiliza su propio canal en YouTube. Y los videos de la nefasta campaña “Vuelta al Cole”… ¡han desaparecido, los ha borrado. ¡Todos!”, festejaban los promotores de la llamada a la censura.

La campaña formaba parte de una serie de anécdotas amables que se volcaban en redes sociales a través del hashtag #Vueltaalcole. El Grupo Sigla, dueños de la cadena Vips y Gino´s, entre otros, fueron sometidos a un tratamiento similar por parte de los ultras, pero no cedieron ni un ápice y mantuvieron una campaña totalmente ajustada a la legalidad y a la realidad social de España. Un país que no sólo lidera muchos rankings de tolerancia y legislación, sino en el que ni siquiera el partido conservador en el poder, el Partido Popular, ha mantenido su radical oposición de años atrás: El propio Mariano Rajoy, recordemos, asistió sin problemas a la boda de Javier Maroto en Vitoria junto con el resto de la plana mayor del partido.

En su blog en 20 Minutos, la investigadora Violeta Assiego lamenta: “Su ideario como sociedad mercantil está más cerca de la ideología de la plataforma Hazte Oír que la de las leyes españoles que reconocen y protegen la diversidad familiar y que por tanto, se puede compartir o no, pero se tiene que respetar”.

Actualización: El Corte Inglés ha utilizado la excusa más llamativa del mundo para hablar de la retirada del vídeos. Según ellos, vencían los derechos musicales del mismo. Claro.