Iberia está de buen año. La compañía ha aumentado su plantilla de tripulación de cabina eventual debido al incremento de su producción y un mayor volumen de trabajo. Un acontecimiento que no tenía lugar desde hace nueve años y que ha dado empleo a 141 personas.

No ocurría desde el 2007, Iberia amplía el numero de sus empleados con 141 nuevas incorporaciones de tripulantes de cabina de pasajeros (TCP). Los nuevos profesionales que han entrado en el grupo cuentan con un salario de 600 euros, lo que sería equivalente a un nivel salarial 12.

Dichos contratos tendrían una vigencia hasta finales de octubre, que contando con los meses de verano, el más reducido habría tenido una duración de unos cinco meses. Pero según han manifestado a ‘Preferente’ diversas fuentes sindicales, se prevé un aumento de los mismos para todos, ya que otros 256 TCP con contrato fijo tienen previsto dejar su puesto entre este año y el 2017.

Dicha prolongación de contrato podría beneficiar a los profesionales contratados temporalmente, ya que tendrían la posibilidad de ascender. Pues se requiere un mínimo de cuatro años dentro de la empresa.

Actualmente, la plantilla de dicho colectivo perteneciente a IAG ha ascendido con las nuevas incorporaciones a un total de 3.383 trabajadores a los que habría que sumar otros 17 tripulantes de origen japonés con motivo de las nuevas conexiones a Tokio planeadas para el próximo mes. Así, uniendo todos los grupos laborales, la compañía contaría con alrededor de 16.500 trabajadores en Madrid.

Por otro lado, las negociaciones de un próximo Expediente Regulatorio de Empleo para unas mil personas han comenzado y se espera que empecen en el mes de octubre, donde esta vez sí influirá a los TCP. Ya que en el anterior (187/14), ni azafatas ni sobrecargos de Iberia se vieron afectados gracias a un acuerdo firmado por los sindicatos UGT, CCOO, USO y Sepla.