Una de las principales y señeras instituciones educativas del panorama madrileño, el  Colegio La Salle-Maravillas, privado y religioso, se ha visto envuelto en un escándalo mayúsculo. Se trata de la detención en el aeropuerto, tras un viaje a India, del profesor y sacerdote Pedro Ramos Lominchar en un asunto relacionado con menores.

El padre Ramos en estos momentos está en prisión preventiva tras ser detenido al llegar de un viaje de voluntariado a Keesara (India) realizado con escolares del centro. Fuentes institucionales del colegio han señalado a SABEMOS que, por el momento, no puede ofrecer más información al respecto de la que ofrece este diario.

Desde La Salle indican que el profesor Pedro Ramos había dejado de ser docente el pasado mes de junio. “Ya se decidió en su momento que por una cuestión personal de formación, para nada relacionada con esto, no iba a estar en el ámbito docente el próximo curso”, destacan desde el colegio. “No tiene nada que ver el viaje a la India con la detención del hermano Pedro”, añaden.

Padres preocupados consultados por este periódico señalan que la poca información de que disponen, básicamente, rumores, habla de que los motivos de la detención pudieran estar relacionados con un campamento anterior a dicho viaje.

SABEMOS ha podido confirmar que, efectivamente, el sacerdote ya no iba a seguir en el colegio dado que se incorporaría a la Lewis University, centro de la misma orden religiosa que La Salle-Maravillas. Aunque todas las referencias en la web de ambos centros sobre Ramos han sido borradas.

En el colegio aseguran que Pedro Ramos Lominchar no realizaba ese viaje en calidad de docente, sino de apoyo escolar, pero sin tener ya ninguna relación directa con la institución.

El profesor, que tenía una gran actividad en redes sociales, ha borrado sus perfiles tanto en Facebook como Twitter y la red profesional LinkedIn. Tan solo mantiene abierto su canal de Vimeo.

[Actualización] Horas después a esta publicación en SABEMOS, el colegio La Salle ha remitido un comunicado oficial para esclarecer los hechos.