“Los hechos y operaciones (…) pudieran estar relacionados con el blanqueo de capitales y suponen indicios de simulación de actividades lícitas aparentes”, subraya el perito Emilio Barroso González en un informe requerido en relación con las diligencias de investigación penal contra el fiscal decano de la sección territorial de Talavera de la Reina de la Fiscalía de Toledo, Ángel Demetrio de la Cruz.

Estas diligencias (5/2016) se instruyen en la Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia de Castilla La Mancha y tienen que ver con la construcción de su chalé en la Urbanización Gran Chaparral 2ª fase en la localidad toledana de Pepino, que supuestamente invade el cauce fluvial del Arroyo de la Fuente y habría necesitado autorización previa de la Confederación Hidrográfica del Tajo.

Las partes han solicitado que se proceda a demoler el chalé del fiscal, pero las incógnitas se acrecientan en el momento en el que comienzan a surgir dudas sobre su financiación.

Si bien el informe del perito no permite relacionar definitivamente una relación con el blanqueo de capitales, sí considera que existen indicios de simulación, a pesar de su legalidad aparente, en varias transacciones económicas realizadas para su adquisición.

Por ejemplo, la compra del terreno de la finca a Hervasan Aquitectura y Construcción, en 2006, “no identifica los medios de pago empleados por las partes intervinientes, lo cual no resulta usual en operaciones de naturaleza inmobiliaria entre un empresario y una persona física que actúa como particular , ya que tal indeterminación pudiera contravenir la legislación fiscal vigente en el momento de la operación”.

Asimismo, se pone duda una hipoteca unilateral con el BBVA “no resulta usual entre particulares” y que no permite deducir cuál es el destino o aplicación de los fondos adeudados.

En suma, la documentación que presentó el fiscal para regularizar su situación no coincide con su propio relato de los hechos y abre nuevas incógnitas sobre por qué procedió con el secretismo con que lo hizo, esquivando las prácticas comunes entre particulares, si no tenía nada que ocultar.