Las aguas siguen agitadas en el sector de las telecomunicaciones. Cuando parece que los grandes movimientos corporativos han llegado a su fin, ahora es turno para las comparticiones de redes o la coinversión. Así se pone de manifiesto con el acuerdo alcanzado entre Euskaltel y Telxius.

En concreto, el grupo vasco ha llegado a un acuerdo con la filial de infraestructuras de Telefónica que permitirá a Euskaltel utilizar los casi 11.000 emplazamientos de telecomunicaciones con los que cuenta Telxius en España.

Según detalla la compañía norteña en un comunicado, como primera manifestación del acuerdo alcanzado, Euskaltel ya ha asumido un compromiso de utilizar un mínimo de 100 torres de Telxius.

A primera vista, uno de los perjudicados con esta situación es Orange. Y es que el operador naranja tenía firmado un acuerdo con los vascos para ser su proveedor de red. En este contexto, Euskaltel no tendrá tanta necesidad de usar las redes de la filial francesa, por lo que será una vía de ingresos menos para éstos.

En este nuevo escenario, el operador vasco prevé incrementar sustancialmente los potenciales emplazamientos con los que ampliar el alcance de su propia red móvil 4G, y le permitirá utilizar estas instalaciones para telefonía móvil, soluciones de acceso inalámbricas en entornos rurales y soluciones de acceso específicas para empresas.

Para el consejero delegado de Euskaltel, Francisco Arteche, “alcanzar un acuerdo con una empresa con el potencial de Telxius es un gran paso en nuestra estrategia de apostar por el desarrollo de la red propia y por tener alianzas tecnológicas con compañías internacionales líderes en el sector”. Según detallan en el propio comunicado, el acuerdo va más allá de un acuerdo de emplazamientos, y recoge una alianza de voluntad de colaboraciones conjuntas.

En cuanto a Telxius, que ahora misma está centrada en su salida a Bolsa, manifiestan en boca de su CEO, Alberto Horcajo, “sentirse satisfechos de haber alcanzado un acuerdo con Euskaltel, sin duda, un referente de las telecomunicaciones en el norte de España. El acuerdo constituye un paso muy importante en la consolidación, desarrollo y optimización de nuestras capacidades de servicio en el negocio de torres”.