La entidad holandesa ING ha anunciado que sus clientes españoles ya pueden empezar a utilizar la aplicación Twyp Cash para pedir dinero en efectivo a los dependientes de las tiendas DIA y las gasolineras de Galp y Shell. Este servicio, conocido como “cashback”, facilita a los usuarios la retirada de efectivo sin comisiones y se ha puesto en marcha después de que las entidades hayan comenzado a cobrar recargos a quienes utilizan sus cajeros automáticos.

En un comunicado, el banco ha explicado que ya ha concluido la fase beta de la aplicación y que los usuarios ya pueden comenzar a utilizar el popular servicio de “cashback” en 3.500 establecimientos de las cadenas con las que colabora ING.

“Desde hoy ING ofrece a sus clientes la posibilidad de integrar en sus acciones cotidianas la posibilidad de acceder a su dinero. Un servicio que, al igual que todas las medidas que se engloban en la estrategia People in progress, busca solucionar las necesidades detectadas en los clientes y ayudarles a avanzar en su día a día”, ha resumido la directora general de ING Direct, Almudena Román, en un comunicado.

Las versiones mínimas de los sistemas operativos que tienen que tener los clientes son IOS 9 o Android 4.0.

Como ya explicaron Román y el consejero delegado de DIA, Ricardo Currás, el sistema sólo funciona por el momento en las tiendas propias de la cadena de supermercados, además de en 600 estaciones de servicio de Galp y Shell. No obstante, en la presentación del servicio ya anunciaron que tanto ING como DIA están abiertos a integrar a otros competidores para ampliar tanto el servicio de cashback en los supermercados como las cuentas que se pueden utilizar en Twyp Cash.

Foto: DIA – ING