BlaBlaCar despide el verano con un crecimiento importante en España. Hasta tres millones de usuarios ha alcanzo en el país durante la época estival y ya suma 35 millones en los 22 países que opera la plataforma. Compartir los gastos del viaje se vuelve la novedad que no quiere pasar de moda.

Tras una semana donde la protagonista ha sido la movilidad sostenible, BlaBlaCar quiere aprovechar la oportunidad de aportar su granito de arena mostrando cómo sus ya millones de usuarios se plantearon una forma de desplazarse más inteligente y limpia. De este modo, muestra sus cifras señalando que esos 35 millones de personas repartidas por todo el mundo han sido capaces de ahorrar más de un millón de toneladas de emisiones de CO2 únicamente en el último año.

El coche compartido ya se promueve como alternativa en muchos países porque se considera una colaboración en la lucha contra el cambio climático y acariciar al medio ambiente.

Pero no todo es sostenibilidad. Jaime Rodríguez de Santiago-Concha, Country Manager de la compañía en España y Portugal, cree que su crecimiento tiene también una segunda lectura además del ahorro. “BlaBlaCar también responde a un cambio de mentalidad en el consumo y a la necesidad de optimizar recursos infrautilizados y de formar parte de una movilidad más sostenible”, afirma.

Las 10 rutas más solicitadas

 

Por sexto año consecutivo, la reina indiscutible de las rutas es Madrid-Valencia, seguido de cerca por Barcelona-Madrid. A su vez, la capital se consolida como el centro de rutas más frecuentes de los usuarios de BlaBlaCar.
Los viajes internacionales en coche compartido también se ponen de moda. Los trayectos desde o hacia Portugal y Francia se vuelven cada vez más solicitados entre los clientes de la plataforma.

De hecho, tanto en este último como en Alemania comienzan a crearse iniciativas que fomentan la facilidad de compartir coche. Por ejemplo, informarse entre usuarios de los mejores puntos de encuentro, intersecciones de autopistas, carriles con frecuente ocupación e incluso, mejorar la eficiencia energética. Pero lo que más llama la atención es la posibilidad de rebajar los peajes para quien viaja en coche compartido.

Y no solo eso, analizando las rutas, BlaBlaCar observa que las rutas se pluralizan y extienden, siendo tan variadas que en muchas de ellas no existe un equivalente en otros medios de transporte como el autobús o el tren.

¿Quién usa BlaBlaCar?

 

Desde BlaBlaCar reconocen que el porcentaje entre mujeres y hombres siempre ha estado más o menos igualado, pero que en el último año ha crecido de forma notable la cifra de mujeres usuarias. De un 42% en 2015 a un 46% en este año, alcanzo las casi 1.400.000

Cuando la plataforma nació en el año 2010, la media de edad se situaba en los 24 años, quizá por una mayor confianza de la generación con el mundo de internet. Hoy, solo un 33% de los usuarios tiene entre 18 y 25 años. La media ahora se sitúa entre 25 y 35 años con un 37% y el 30% restante se lo quedan los mayores de 35.