La empresa ferroviaria española Talgo ha aprovechado su presencia en la undécima edición de la feria del ferrocarril InnoTrans, que se celebra en Berlín, para presentar el que es su primer tren para líneas de cercanías y regionales, EMU.

El fabricante español, ha incorporado en su nueva creación todas las tecnologías que lleva desarrollando para sus plataformas de alta velocidad y con el que se integran “por primera vez en la historia de la compañía en el segmento de trenes de cercanías y regionales” han comentado fuentes de Talgo a Efe.

La compañía, que tiene pensada la venta de sus trenes por todo el mundo, espera que el nuevo producto esté listo para el segundo semestre de 2017. Una fecha para la que se calcula que empezarán a producirse licitaciones dentro del segmento de trenes de cercanías y regionales por valores estimados de 12.000 millones de euros en el mundo .

Talgo no cree que en España haya próximamente concursos para la adquisición de trenes de cercanías. Pero espera que los haya en un futuro no muy lejano tal y como ha afirmado hoy en InnoTrans. Las buenas vibraciones llegan porque, a pesar de ser un terreno en el que la competitividad es máxima, el segmento de cercanías y regionales es “mucho más amplio” que el de alta velocidad, aumentando así el volumen de posibilidades de éxito.

Así es el ‘Talgo EMU’

El nuevo ‘juguete’ de Talgo alcanza una velocidad de hasta 160 kilómetros por hora y trae consigo dos ventajas tentadoras para el sector. Ser una solución más económica en costes de mantenimiento y además, contar con el menor consumo energético de su categoría.

Es una plataforma más flexible y ligera, por lo que el tiempo se reduce tanto en aceleración como en frenada, lo que a su vez repercute en el tiempo de trayecto, reduciéndolo entre un 10% y un 20%. Otra forma de reducir tiempo será en el embarque y desembarque de los pasajeros, ya que estando al mismo nivel el tren y el andén, el tiempo también notará una reducción del 20%.

El EMU no contará con escalones interiores, lo que facilitará la movilidad en su interior y a su vez ayudará al reparto del equipaje de pasajeros.

Desde la compañía creen que las nuevas características del EMU “permitirán a las operadoras reducir el desequilibrio crónico entre ingresos y costes, y maximizar la capacidad en líneas que ya están saturadas o que van camino de estarlo en los próximos años”.

Pero el EMU no está solo. Talgo ha aprovechado para presentarlo junto a otro tren de alta velocidad bautizado con el nombre de ‘Avril’, con el que la compañía se ha presentado al “macroconcurso” de Renfe. Dos de sus nuevas estrellas que ha paseado por la alfombra roja del ferrocarril.