El Gobierno está dispuesto a asumir el rescate de las radiales R3 (Madrid-Arganda) y R5 (Madrid-Navalcarnero), así como de la circunvalación de Alicante, si el juez que tramita los concursos de acreedores de las concesionarias así lo decreta. Es lo que ha afirmado el responsable de Fomento, el ministro de Justicia Rafael Catalá, quien ha asegurado que en su ánimo siempre ha estado encontrar una solución “equilibrada” para las autopistas radiales, aunque ha matizado que la nacionalización de estas vías sería una solución impuesta por la Justicia y no la opción preferida por el Gobierno.

El multidisciplinar ministro ha acabado por reconocer que la Administración tiene muchas papeletas para rescatar a las autopistas quebradas. Aunque de asumir el rescate, ha matizado, lo hará obligado. “Si lo hacemos lo haremos porque será una solución jurisdiccional, no una solución negociada; nosotros no hemos promovido los concursos”, ha zanjado el titular de Fomento en respuesta a preguntas de los periodistas.

El momento es, precisamente, uno de los puntos claves. Tal y como adelantó SABEMOS, a las tres autopistas radiales les quedan unos pocos días hasta que sean liquidadas en la madrugada del 30 de septiembre al 1 de octubre. La sentencia que concierne a estas tres vías establece que las carreteras tendrían que cerrar indefectiblemente a no ser que Fomento presente un acuerdo con las concesionarias, fruto de unas hipotéticas negociaciones que fuentes tanto sindicales como empresariales descartaron a esta publicación. Catalá ha venido a confirmar que no hay conversaciones para asumir las radiales de forma voluntaria, aunque algunas informaciones apuntan a que Fomento está en contacto con las empresas para que las infraestructuras no cierren el 1 de octubre.

“Si el juez competente resuelve que esas concesiones tienen que quedar en manos del Estado lo acataremos, lógicamente, y haremos todo lo posible para formar parte de una solución equilibrada, que garantice el servicio, que garantice los puestos de trabajo”, ha resumido Catalá en declaraciones a los medios de comunicación.

Fuentes sindicales han valorado “positivamente”, a priori, estas declaraciones.

El ministro pluriempleado -después de tanta salida el Ejecutivo se parece cada vez más al Directorio de la Revolución Francesa- ha indicado que desde que asumió la cartera de Fomento el de las radiales ha sido uno “de los primeros asuntos” que ha tenido sobre la mesa. Si finalmente se produce la liquidación de las radiales, ha dicho, será una salida sobrevenida: “Lo lamentarmeos pero intentaremos que sea un concurso ordenado, un concurso razonable”.

Foto: Efe