La “torre oscura” que se inauguró en 1981 como sede en Madrid del Banco Bilbao -predecesor de BBVA- ya tiene un nuevo inquilino. La empresa de recursos humanos Hays ha sido la primera compañía en anunciar su mudanza a este edificio, actualmente en obras después de que el banco se mudara a su nueva ciudad corporativa en el distrito de Las Tablas y vendiera la “Torre BBVA” a GMP.

Los nuevos habitantes de la Torre BBVA van a mudarse en enero de 2017, tal y como ha informado la consultora inmobiliaria Cushman & Wakefield, que ha asesorado a Hays en la operación. De esta forma, serán los primeros inquilinos de la torre rebautizada como “Castellana 81”.

BBVA había permanecido en la torre, diseñada por el arquitecto Francisco Javier Sáenz de Oiza, hasta el año 2015, cuando se completó su mudanza a la Ciudad BBVA de Las Tablas. Eso sí, el edificio fue adquirido en 2007 por GMP, grupo español con una participación de más del 30% por parte del fondo soberano de Singapur.

El anuncio del compromiso de Hays para entrar a vivir en la Torre BBVA supone un imporante hito en la renovación del barrio de negocios madrileño conocido como AZCA.

Lavado de cara

El distrito de negocios de AZCA está protagonizando un lavado de cara inmobiliario en los últimos años. Después de la construcción de las cuatro torres del norte del Paseo de la Castellana y de la llegada de la crisis, el sector del alquiler de oficinas se encontró con un exceso de stock que poco a poco ha ido digiriendo.

Para ello ha sido necesario reformar los edificios que se han quedado vacíos, como Torre Europa o la Torre BBVA. En el segundo caso, el banco presidido por Francisco González se mudó a un complejo construido ad hoc en el remoto barrio de Las Tablas.

Mientras, el anterior inquilino de Torre Europa, la consultora KPMG, se ha mudado también recientemente a la Torre de Cristal, en el complejo de las cuatro torres de Castellana. En el caso del edificio en la esquina noreste de AZCA, junto al estado Santiago Bernabéu, la primera empresa en confirmar que se va a mudar a sus oficinas ha sido la estadounidense AOL.

Foto: Flickr – Álvaro Ibáñez