El auge de la banca digital ha supuesto que el 74,8% de los españoles no acuda durante meses a una sucursal bancaria. La gestión online hace que los usuarios encuentren una vía más fácil de relacionarse con su banco.

El fintech ha venido para quedarse. La banca ha cedido ante la digitalización de sus tareas y los usuarios lo han agradecido. Con estos resultados se ha encontrado Rastreator.com al elaborar un informe a partir de una encuesta a más de 2.000 personas con edades comprendidas entre los 18 y 65 años.

Y es que según los encuestados, más del 88% afirma que en su entidad pueden realizar diferentes operaciones a través de su banca digital, mientras que el 87,8% sólo utiliza esta forma de relacionarse con su banco.

La seguridad también juega un factor importante a la hora de decantarse por la banca digital, ya que el 38,5% le da importancia a que su banco les permita gestionar diferentes tareas de una forma segura a través de la red. De hecho, el 77,3% afirma que las gestiones financieras que realiza en internet las considera fiables.

Otro factor importante dentro del desarrollo de la banca digital es que el smartphone coge ritmo dentro de esta transformación. Las aplicaciones móviles bancarias han roto con el modelo antiguo y ya el 47,2% de los clientes afirma utilizar una aplicación móvil para gestionar sus finanzas.

Otro tipo de negocio, otro tipo de cliente

Los españoles desconfían de la transparencia bancaria. Más del 90% cree que los bancos deberían hacer un mayor esfuerzo en explicar las características de los productos que ofrecen. Y como consecuencia intentan solucionar sus dudas en internet.

Los clientes prefieren comparar productos antes de decidirse. el 71,7% de ellos afirma que compara diferentes opciones en el mercado antes de contratar un producto financiero. Lo que convierte a estos comparadores online en el nuevo asesor financiero del siglo XXI.

Este auge de consultas por parte del cliente español a los comparadores está influido también por el valor que éstos dan a las variables cuantitativas. Es decir, más de un 64% destaca la no existencia de comisiones y un 41% la rentabilidad. Sin embargo, solo el 31% valora la atención al cliente.

Se impone la relación digitalizada en el mundo de las finanzas.